Uso De La Psicología Del Comportamiento En Reportes De Mantenimiento Basado En Condición Para Hacerlos Más Efectivos

Jamie Borley jamieborley@yahoo.co.uk Ingeniero de Con abilidad & Monitoreo de Condición MSc en Ingeniería de Mantenimiento & Gestión de Activos (University of Manchester) BEng (Hons) Ingeniería de Sistemas de Mantenimiento (Swansea Metropolitan University) Incorporated Engineer (IEng) Miembro del Instituto de Ingenieros Mecánicos

Hoy en día, las redes sociales nos han dado acceso a nuestros colegas profesionales alrededor del mundo: acceso a sus opiniones y pensamientos, de manera rápida y fácil mediante forums o por mensajes en línea. Dentro de nuestro sector de confiabilidad, se puede ver que los pensadores de avanzada tienden a una visión más profunda que aquellas herramientas y técnicas bien definidas y bien empleadas, tales como FMEA, RCA, tablas de Pareto, diagramas de Ishikawa, Weibull, diseño para confiabilidad y muchas otras. Ellos se enfocan en la gente. ¿Por qué? Porque una gran cantidad de técnicas y herramientas no logran alcanzar el propósito de su diseño, sin importar cuán diligentemente sean aplicadas. Pero hay que resaltar que, cuando las técnicas fallan, no se trata siempre de fallas humanas. Puede ser debido a que la vía no está bien pavimentada, o que quien la transita está confundido, o que al elefante no le importa mucho.

¿Confundidos? Sigan leyendo…

Un tema general apareció recientemente en varias publicaciones de forums en línea sobre confiabilidad. La gente hablaba sobre cosas como eliminación de defectos, mejora de la confiabilidad, programas de análisis de vibración y cosas que funcionan y cosas que han fallado a pesar de una inversión significativa de tiempo y dinero. Unos pocos individuos desarrollaron el tema de problemas de comportamiento y la negativa a cambiar viejos hábitos. Una sugerencia apremió la lectura de un libro en particular: “Switch: How to change things when change is hard” (“Cómo cambiar las cosas cuando cambiar es difícil”) por Chip y Dan Heath. La esencia del libro no se reduce simplemente al cambio: se trata sobre lo que motiva a las personas a hacer cosas y comportarse de una manera concreta. Se enfoca en tres aspectos cerebrales dentro de un problema de cambio: racional, emocional y el camino. El aspecto racional, llamado El Jinete, es el lado del cerebro que tiene que estar convencido que algo es lógicamente digno de hacerse. Tus llantas están muy desgastadas, es racional cambiarlas y así evitar una multa y un posible accidente. El emocional, llamado El Elefante, es el lado del cerebro que actúa por motivaciones emocionales. Tus llantas están muy desgastadas, tus niños van en el asiento trasero, y te imagina derrapando en la autopista a 75 mph y en un accidente que involucra cinco vehículos, con sangre, huesos rotos y todo eso! Eso es emocional. La vía, llamado El Camino, es donde los factores ambientales y situacionales deben incentivar el cambio. El estacionamiento ha sido reubicado de 20 millas en las afueras de la ciudad a unos pocos metros al nal de tu calle, lo cual te facilita mucho las cosas. El Camino es ahora simple de recorrer y suave, sin obstáculos innecesarios.

El punto es el siguiente: para que ocurra un cambio exitoso, los tres aspectos deben estar presentes. El Jinete no puede dirigir al pesado y terco Elefante por sí mismo, pues quedará rápidamente exhausto. Y si el Camino es largo, complejo o difícil, entonces el viaje (proceso de cambio) no será fácil aún si el Jinete y el Elefante están motivados.

Entonces, ¿qué tiene que ver esto con los reportes de mantenimiento basado en condición (CBM)? Bueno, desde la perspectiva servicios, puede ser difícil hacer que un cliente acepte e
implemente las recomendaciones en un repor te mensual CBM donde se haya identificado problemas y llegado a la conclusión de que se requiere una acción. Este es el caso específico donde no se tiene acceso a los CMMS y, por tanto, no se puede hacer notificaciones de trabajo u órdenes. La necesidad de una acción parece perderse siempre en la marea de reportes, correos electrónicos y reuniones. Las acciones o recomendaciones pueden permanecer allí por meses, sin que se haga nada. Si bien es cierto que las reuniones cara-a-cara son la mejor herramienta de trabajo, aun así se necesita enviar reportes CBM a los planificadores de mantenimiento, ingenieros de con abilidad, ingenieros de mantenimiento, técnicos y gente de producción, p.ej., aquellos que pueden in uenciar en decidir si el trabajo se programa y realiza o no. Y mucho de esto se centra en la claridad y exactitud de un reporte CBM. Es un área donde la mayoría de nosotros, ingenieros CBM y de Monitoreo de Condición, podemos mejorar en cuanto a nuestras destrezas para aumentar la probabilidad de toma de acciones.

La mayoría de nosotros hemos producido reportes con párrafos confusos, llenos de términos complicados o con líneas cuya extensión no inspira a nadie a reparar o sustituir un equipo. Es difícil enfocarse cuando se está confundido. Un ingeniero de planificación no va a entender lo siguiente: existe un pico asincrónico en 3.11X y tiene bandas laterales 1X que indican modulación; además, hay un RBPF alto que pudiera sugerir un problema eléctrico. Por favor, inspeccione el equipo. ¿Qué vamos a inspeccionar concretamente?

La recomendación debe ser presentada al nivel apropiado para interesar al lector y su pensamiento. Tiene que motivarlo y empujarlo a la acción con recomendaciones realistas y simples que alerten los lados racional y emocional de su cerebro. Recuerden: Jinete, Elefante y Camino.

A través del tiempo – y desde que comencé a leer el libro – he reajustado la manera de abordar los reportes CBM, estructurándolos en un formato simple que se enfoca en el Jinete, despierta el movimiento del Elefante y le da una clara orientación y suavidad al Camino al dividir el párrafo corto en tres secciones u oraciones: El Problema (enfocado en el Jinete); Las Consecuencias Potenciales (incentivar la emoción en el Elefante); y la Recomendación (le deja saber al Planificador lo que debe hacerse, de modo que no tenga que pensar mucho).

A continuación, un reporte típico para una bomba problemática: El Problema: Niveles altos y destructivos de vibración horizontal en la transmisión y el cojinete del motor de la bomba. Los datos indican desalineación.

Las Consecuencias Potenciales: Alto riesgo de fatiga y falla catastró ca de cojinetes, sellos, ejes de transmisión y acoplamientos. Confiabilidad disminuida a largo plazo y consumo mayor de energía. La Recomendación: Emitir una orden de trabajo para alinear con precisión el motor a la bomba. Además, inspeccionar el acoplamiento por posible desgaste o daño.

Se trata de un pequeño cambio estructural al reporte. Pero al apelar a la lógica y la emoción del cerebro, se puede comenzar a obtener logros en las tareas con una mayor participación de los ingenieros de planificación. A veces, un pequeño cambio es todo lo que se necesita, como puede observarse en tantas investigaciones y experimentos dentro del citado libro “Switch”. Está claro que existen muchas otras ideas en el sector de monitoreo de condiciones y confiabilidad donde puede implementarse un cambio de comportamiento para asegurar el éxito de las herramientas de aumento de la confiabilidad. Pero para asegurar este pequeño cambio, desde la perspectiva de un ingeniero CBM, necesitamos entender que los conocimientos y experiencia de un ingeniero se enfocan en el análisis de datos, diagnóstico del problema y recomendación de la mejor solución.

Para ser respetados, debemos esforzarnos por el conocimiento y la experiencia en tres áreas principales: maquinaria, instrumentación y comportamiento físico. Se sugiere que todo ingeniero CBM y de Monitoreo de Condición sigue el marco referencial del Triángulo de Eisenmann y Eisenmann (Falla de maquinaria, Diagnóstico y Corrección, p.1, 1997) para convertirse en un verdadero experto en la materia. Pero, mientras tanto, si se requiere de mejoras o cambio para hacer que las operaciones, técnicas o la organización de mantenimiento sean más efectivas y e cientes, recuerde al Jinete, al Elefante y el Camino.

One thought on “Uso De La Psicología Del Comportamiento En Reportes De Mantenimiento Basado En Condición Para Hacerlos Más Efectivos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: