Page 6 - Predictiva21 - Año 2, Nro. 9
P. 6

editorial

            DESARROLLO Y FUTURO

                                  La industria avanza, cómo no! Y nosotros con ella. Uno de los fenómenos más interesantes
                                  del desarrollo se sustenta no sólo en los inventos que produce, sino en el impacto que
                                  estos inventos o descubrimientos tienen en nosotros, y las respuestas que emitimos en
                                  consecuencia. Tal vez por esto, una vez que se entra en la espiral del desarrollo, no nos
                                  bajamos de él.

                                  Según la visión occidental de mediados del siglo XX, el desarrollo se basaba en el aumento
                                  de la producción de bienes y servicios, con los cuales había que alimentar las expectativas
                                  de la naciente sociedad de consumo, cuya renta per cápita aumentó considerablemente a
                                  partir de los años 50. Dicho término ha sufrido constantes modi caciones, tomando en
                                  cuenta diversos valores socio-económicos y los distantes o cercanos rasgos comunes
                                  entre los países desarrollados y los que trabajan en ello. Desarrollo es pues el paradigma
                                  obligatorio con el que se mide la calidad de vida en todas partes: su dinámica suele estar
                                  sometida a escrutinio constante, y su cariz cambia dependiendo de la vara
                                  socio-económica con que se mida. Lo que sí es indiscutible es el hecho de que industria
                                  rima con desarrollo, en cualquier lengua. Desde su concepto mismo, el desarrollo tiene
                                  sabor a futuro. Es decir, hacemos una proyección de lo que queremos obtener, y en el
                                  camino hacia tal objetivo medimos entonces nuestro desarrollo, nuestro avance, los
                                  logros de este andar. Sin menoscabar las variables sociales que son y deben ser tomadas
                                  en cuenta al hablar de desarrollo, es evidente que la industria tiene un rol primordial en
                                  ello. Por eso, la gente de industria, los ingenieros y especialmente los especialistas en
                                  mantenimiento suelen estar muy a gusto con tales conceptos, y no hay forma de plantear
                                  un proyecto de ingeniería sin pensar en el desarrollo que este trae, su impacto en el
                                  entorno y, sin duda, su papel en el futuro y en los intrincados y a veces invisibles
                                  mecanismos que rigen el orden de las cosas.

                                  En Predictiva21 nos gusta pensar que formamos parte de esta red de desarrollo, de este
                                  conjunto de tejedores de futuro que, lápiz y hoja de cálculo en mano, proyectan y esbozan
                                  lo que ha de ser. En este número hemos preparado para ustedes varios trabajos y
                                  entrevistas que develan singularidades de estos hombres de futuro, sus propuestas,
                                  percepciones y apuntes diversos en el vasto campo de la ingeniería, ese campo de juegos
                                  en donde se diseñan las líneas maestras del porvenir.

                                                                                                   Enrique González
                                                                                                              Director

       06
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11