La Cultura del Dato: un Paso Más en el Desarrollo de la Gestión de Activos

Dentro de las premisas para todo análisis de confiabilidad, existe una que con seguridad es el mínimo común de todas; la data histórica de los equipos. Actualmente muchas empresas no contienen un archivo histórico preciso del activo tal que permita monitorear con detalle como este se comporta durante su ciclo de vida. Se habla de confiabilidad desde muchos puntos de vista, e incluso se utiliza el término “Confiabilidad Humana”, pero muchas veces los datos con los que cuenta muchos de los analistas de mantenimiento no reflejan un 100% la realidad del mismo, y se infiere en otros registros estandarizados para diagnosticar las condiciones de un sistema o equipo que por lo general se maneja en un contexto distinto al contexto generalizado de los registros estándar, los cuales son de mucha utilidad pero no muestran con exactitud la realidad. Para algunas empresas ha sido cuesta arriba la construcción de una base de datos de sus activos precisa ya que la calidad del mismo varía según la cultura del dato que la empresa maneja.

¿Qué tan importante es presentar un registro detallado y preciso de los activos al someterlo a un análisis de confiabilidad? ¿Qué tan importante es para las empresas que estos registros para cualquier equipo, sea almacenado en una base de datos confiable? La repuesta a estas interrogantes es la optimización de todos los procesos que involucran mantener la disponibilidad de los activos dentro de las empresas, elevar la productividad, minimizar los costos de mantenimiento, ¿tan solo por llevar un registro exacto de las condiciones de los equipos?, muchas veces en las empresas se maneja las gerencias que las componen como sectores con sus distintas zonas, muchas de ellas aisladas de los otros departamentos o en su defecto no engranan con exactitud los datos que manejan cada una de ellas. Cuantas veces escuchamos decir, “Mantenimiento es un mal necesario” u “Operaciones solo se centra en producir” cuando ni lo uno, ni lo otro tienen razón.

Las empresas deben estar conscientes de que todos sus departamentos son un todo, y que todos son los beneficiarios de las acciones que se ejecutan para mantener la disponibilidad de los equipos. Sé que te preguntaras ¿Qué tiene que ver esto con la cultura del dato? Pues es sencillo en la teoría, pero muy difícil en la práctica, las organizaciones que manejan sus datos en forma compartida y precisa entre sus departamentos, mantiene una planificación más ajustada a su realidad y accionan en forma más segura al momento de ejecutar un diagnóstico de sus propias condiciones y emitir las acciones necesarias para corregir las desviaciones que se derivan de estos estudios. Una empresa con conciencia y cultura del dato, eleva su capacidad de respuesta ante cualquier evento no deseado, y puede definir las políticas necesarias de acuerdo a su contexto operacional. El operario de los equipos registrar todas las variables relacionadas al mismo, el departamento de procura planifica su presupuesto de acuerdo a la actualización de su inventario y de acuerdo a los estudios de sus repuestos (numero óptimo de repuesto, máximos y mínimos), mantenimiento con ayuda de operaciones, planifica y programa sus actividades en función de las características operacionales propios de cada activo. Todo involucra datos, que se relacionan entre si y engranan solo que muchas veces el ir al detalle se subestima en cada área dentro de una organización y acarrea como consecuencia los retrasos de muchos de los análisis.

El carácter holístico de la Gestión de Activos bajo la nueva norma ISO-55000, impulsa a las organizaciones a “Determinar sus necesidades de información para el respaldo de sus activos”, esto conlleva a no solo registrar y archivar las condiciones y los eventos en un activo, sino que además se comparte con el resto de los departamentos permitiendo que estos analicen y tomen decisiones en conjunto. Es de allí la importancia de la cálida de la data que se recolecta ya que esta pasa a ser la clave para una comunicación efectiva entre todos los departamentos y en todas las jerarquías como lo reseña la norma PAS-55 “La comunicación no solo trata de información; esta debe asegurar que la información de la gestión de activos sea suministrada, recibida, comprendida a través de la organización. Una comunicación efectiva es un proceso de dos vías, tanto de arriba hacia abajo, como de abajo hacia arriba”.

Otra de la importancia en mantener una buena cultura del dato, radica en su disponibilidad para cuando esta se requerida, esto facilita considerablemente la calidad en la respuesta ante cualquier eventualidad. De igual forma establecer las políticas de seguridad necesarias en cuanto a la protección de la información que se maneja, esto sin dejar a un lado la interacción de la data con los otros departamentos que conforman la organización todo esto basado bajo las normas ISO-55000. Mantener un buen registro de nuestros activos no solo es una referencia clara de una buena organización, sino que asegura la articulación del resto de los departamentos.

Autor: Alejandro Villarroel

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista #34 Predictiva21

ver todas las ediciones

Prueba nuestra nueva versión y da el salto a Fracttal con un increíble plan de migración. El futuro del mantenimiento está aquí. Ingresa a www.fracttal.com para más información.

Suscríbete a Predictiva21

Síguenos en Linkedin

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

× ¿Cómo podemos ayudarte?