Gasolina Especial O Corriente: ¿Cuál es la adecuada para mi vehículo?

Los automotores equipados con motor de combustión interna ciclo de Otto, utilizan la energía química contenida en la gasolina para desarrollar el proceso de locomoción.

En el mercado de los combustibles, podemos encontrar básicamente dos tipos de gasolina que son bastante frecuentes en muchos países y que de manera independiente a la nomenclatura de las mismas propia de cada región, se clasifican como ESPECIAL y CORRIENTE.

Al momento de decidir qué tipo de gasolina usar en nuestro automotor, los conductores valoramos entre otros, factores como el precio del combustible. Sin embargo, pocos conocemos el criterio de selección del tipo de gasolina que aplica y conviene al motor de cada vehículo. No obstante esa es la “pregunta del millón” que no pocos conductores (y técnicos automotrices) se hacen una y otra vez.

Para entender con claridad el fondo de este artículo, es necesario mencionar y conocer primero algunos términos relacionados con el tema.

El numero octano de la gasolina

Este término define la resistencia de la gasolina para evitar la detonación o auto encendido de la mezcla aire combustible en el interior de la cámara de combustión del motor.

Relación de compresión del motor

Es una característica de diseño de un motor establecida por el fabricante del mismo, y que es particular para cada modelo específico. Es la cantidad de veces que la mezcla combustible se comprime dentro del motor. Como ejemplo podemos citar una relación de compresión de 10.0:1, lo cual significa que el volumen inicial de llenado del cilindro se redujo en 10 veces durante el tiempo de compresión del motor.

El proceso de compresión de la mezcla aire-gasolina introducida en el motor, genera entre otras reacciones físicas, el aumento de la temperatura de la misma, lo cual, en caso que la gasolina utilizada no cuente con el número octano adecuado, originaria la combustión extemporánea la misma.

Esto a su vez genera deterioro de los componentes internos del motor y mal funcionamiento del mismo. El fabricante del motor es la única fuente de referencia para obtener este valor.

Fig. 1. Dato de la relación de compresión tomada del manual técnico del vehículo
Fig. 1. Dato de la relación de compresión tomada del manual técnico del vehículo

Relación entre octanaje y rendimiento el motor

No existe relación entre el número de octano y el rendimiento de kilómetros por galón de una gasolina cualquiera que esta sea. Es más, hoy se asegura con bastante certeza que la cantidad de energía contenida en la gasolina especial, a la que se atribuye un mayor octanaje y la de la corriente, con un menor octanaje, es la misma.

El valor de dicha energía se expresa en BTU (o sus equivalentes) y está determinado en 114.000 unidades aproximadamente. Esto significa que tanto la gasolina especial como la corriente tienen el mismo poder calórico. Por lo tanto, desarrollan un mismo trabajo.

Si en algún momento un conductor relaciona un bajo rendimiento en kilómetros asociado al uso de gasolina corriente, quizá se debe a que este motor requiere de gasolina especial y lo que se origina es una combustión anacrónica que origina una falta de eficiencia.

Por el contrario, si un motor, que, de acuerdo con las especificaciones del fabricante del mismo, requiere gasolina corriente (la de menor octanaje) y utiliza gasolina especial (de mayor octanaje y también de mayor costo) el resultado será un desperdicio de recursos. En ningún momento el resultado será mayor número de kilómetros por galón.

Fig. 2. En este gráfico se observa tres valores de relación de compresión en varios motores
Fig. 2. En este gráfico se observa tres valores de relación de compresión en varios motores

Presión de compresión del motor

Es la presión efectiva que se desarrolla al interior de los cilindros del motor durante el tiempo de compresión y esta expresada en libras por pulgada cuadrada (o sus equivalentes) El desarrollo de motores cada vez más modernos, implica también el aumento de dicho valor. Valores frecuentes para la presión de compresión del motor pueden variar entre 120 y 160 o más lb/pg2 para motores nuevos.

Conclusiones

Los datos revisados anteriormente nos permiten establecer las siguientes conclusiones:

  • La manera de determinar el tipo de gasolina a usar en un vehículo es el dato técnico del fabricante.
  • Utilizar gasolina especial en caso de no requerirlo, no incrementa las bondades del automotor. Por el contrario, es un desperdicio de recursos.
  • Utilizar gasolina corriente (de menor octanaje al indicado), puede ocasionar deterioro de los componentes internos del motor.
  • Si su vehículo está equipado con un motor que tiene una relación de compresión de 10.5:1 o la presión de compresión es igual a 160 libras por pulgada cuadrada y superiores, use gasolina especial.

Estudios demuestran que los conductores alrededor del mundo desperdician una cantidad muy grande de dinero al utilizar gasolina con la especificación incorrecta y que sus vehículos no la necesitan.

Autor: Martin Cevallos G.
Manager en LubriCenter H.A.
Correo: martinic35@hotmail.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista #34 Predictiva21

ver todas las ediciones

Prueba nuestra nueva versión y da el salto a Fracttal con un increíble plan de migración. El futuro del mantenimiento está aquí. Ingresa a www.fracttal.com para más información.

¿Te interesa IBM Maximo? Solex partner de IBM, los invita a registrase gratis en ELUM, Encuentro Latinoamericano de Usuarios Maximo. Regístrate aquí: https://elum.cl/

Suscríbete a Predictiva21

Síguenos en Linkedin

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

× ¿Cómo podemos ayudarte?