Green Maintenance o Mantenimiento Sustentable en Empresas de Oil & Gas

Introducción

En 1994, durante el Simposium de Oslo sobre Consumo Sustentable, se definió a la producción de empresas sustentables en el mundo como “el uso de servicios y productos, que responden a las necesidades básicas, mejoran la calidad de vida, y a la vez, minimizan el uso de recursos naturales y materiales tóxicos, así como las emisiones de desechos y contaminantes durante el ciclo de vida del servicio o producto, sin poner en riesgo las necesidades de las generaciones futuras”.

El desarrollo sostenible se basa en tres factores: sociedad, economía y medio ambiente. En el informe de Brundtland, se define como sigue: Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades. Asimismo, el desarrollo y el bienestar social están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente, y la capacidad del medio ambiente para absorber los efectos de la actividad humana.

En resumen, el desarrollo sostenible o sustentable es un concepto desarrollado hacia el fin del siglo XX. Es una alternativa de reestructuración del concepto de desarrollo y procura la reconciliación entre el crecimiento económico, los recursos naturales y la sociedad. Es relativo al interés público en que se permite el crecimiento económico y el uso de los recursos naturales a nivel mundial, pero teniendo muy en cuenta los aspectos medioambientales y sociales globales, para que en el largo plazo no se comprometa ni se degrade sustantivamente ni la vida en el planeta, ni la calidad de vida de la especie humana.

Igualmente los calificativos de negocio sostenible o negocio verde se refieren a aquellas empresas que toman medidas para reducir el impacto negativo sobre el medio ambiente.

Normalmente, estas medidas implican reducir la cantidad de dióxido de carbono generado por las prácticas y procesos de la empresa. Estas prácticas, en estos momentos, deberían ser ya de sentido común, así como la de utilizar menos energía. La adopción de estas prácticas de eficiencia ecológica ofrece numerosos beneficios a los empresarios que buscan controlar los costos, atraer clientes, y llegar a ser socialmente responsables. Como negocio verde, usted debe practicar lo que predica. Esto significa cumplir con todas las regulaciones ambientales aplicables a su empresa, lo que no sólo protege el medio ambiente, protege su negocio frente a multas y sanciones por parte de las administraciones u organismos gubernamentales dedicados a este fin.

En base a lo expuesto por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas, creada en Asamblea de las Naciones Unidas en 1983, podemos decir que la gestión de mantenimiento puede y debe apoyar a las empresas que en nuestro caso es el negocio de Oil & Gas, a mantener una producción verde o sustentable en los términos anteriores.

Muchos dirán que el negoción de Oil & Gas, es justamente antítesis o contrario al termino verde o sustentable que hemos expuestos, pero igualmente estarán de acuerdo conmigo que este también representa un mundo de oportunidades, para empezar a tomar medidas que impliquen la reducción de consumo de energía y de la cantidad de dióxido de carbono generado por sus procesos.

En algunas empresas de Oil &Gas donde he laborado o asesorado en especial en Latinoamérica, no hay una cultura para tomar medidas para reducir u optimizar el consumo de energía ya sea gas o electricidad principalmente, esto tiene en parte una explicación; ya que precisamente el proceso de “upsteam” parte de lo que se produce especialmente el gas es usado como energía para generación de electricidad o para las turbo o moto maquinaria, la mayoría de los que mantiene operan o gerencias estos procesos alega o considera que esta energía es prácticamente “gratis”, esto evidencia un desconocimiento de lo que representa la sustentabilidad.

Es por eso que podemos decir que el “Green maintenance” o Mantenimiento sustentable o Mantenimiento verde, en empresas de Oil & Gas es aplicable, aunque en la actualidad la mayoría de las normas, trabajos o publicaciones sobre este tema, estada más enfocado al área de mantenimiento de infraestructura como edificios, viviendas, hospitales, etc.

Objetivos

El objetivo de este trabajo no es en ningún momento el desarrollo de una metodología de mantenimiento verde, sino orientar en como aplicando las metodologías y estrategias de mantenimientos y gestión de activo actuales, desde nuestro ámbito de acción podemos apoyar a la industria el Oil & Gas a utilizar de forma eficiente sus activos a lo largo de todo el ciclo de vida y de esta forma ser un componente clave para una operación eficaz y una referencia importante en el camino hacia la sostenibilidad y para convertirse en una empresa “verde”, para su beneficio, clientes y medio ambiente.

Método

Como lo indique anteriormente el objetivo de esta publicación no es mostrar una nueva metodología de trabajo ya que en la actualidad hay una gran variedad de estándares, programas o productos “Green”, por lo que para nuestro caso realice una consulta a la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés), la cual tiene programas y productos dedicados exclusivamente para orientar o apoyar a las empresas, instituciones (públicas o privadas) y personas en general en la conservación del medio ambiente y reducción del consumo de energía entre otros, uno de las metodología me pareció muy interesante tomar debido a lo sencillo de entender y aplicar es “ENERGY STAR”: el cual es un programa conjunto de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y el Departamento de Energía de Estados Unidos, cuyo propósito es Identificar y promover productos y prácticas de eficiencia energética que nos pueden ayudar a ahorrar dinero y proteger el medio ambiente. ENERGY STAR tiene una metodología ya probada la cual podemos adaptar a nuestro caso.

Las Directrices para la Gestión de la Energía de ENERGY STAR se deben seguir siete pasos principales que se describen a continuación y se ilustran en el gráfico (fig.1)*

Figura 1.
Figura 1.
Fuente: ENERGY STAR Guidelines for Energy Management

Los pasos:

PASO 1: Haga el Compromiso.
PASO 2: Evaluación de Desempeño.
PASO 3: Establezca metas.
PASO 4: Crear el Plan de Acción.
PASO 5: Implementar el Plan de Acción.
PASO 6: Evaluar el Progreso.
PASO 7: Reconocer Logros.

PASO 1: Comprometerse con la mejora continua

Las Organizaciones viendo los beneficios financieros de la gestión de energía se esfuerzan continuamente para mejorar su rendimiento energético. Su éxito se basa en la evaluación de regular del rendimiento energético y la aplicación de medidas para aumentar la eficiencia energética. No importa el tamaño o el tipo de organización, el elemento común de una gestión de la energía con éxito es el compromiso. Las organizaciones se comprometen a destinar el personal y los recursos financieros para lograr la mejora continua. Para establecer su programa de energía, organizaciones líderes forman un equipo de energía dedicado e han instituido una política energética.

PASO 2: Evaluación de desempeño

Medir el uso de energía actual y pasado en las organizaciones e identificar las oportunidades para mejorar el rendimiento energético y obtener beneficios financieros. La evaluación del desempeño es el proceso periódico de evaluación de uso de energía para todas las instalaciones principales y funciones de la empresa y establecer una línea de base para medir los futuros resultados de los esfuerzos de eficiencia.

PASO 3: Establezca metas

Las metas de desempeño miden las actividades de gestión de energía y promover la mejora continua. Establecer objetivos claros y alcanzables es fundamental para la comprensión de los resultados previstos, el desarrollo de estrategias eficaces, y cosechar ganancias financieras. Metas bien establecidas, guían la toma de decisiones a diario y son la base para el seguimiento y medir el progreso. La comunicación y la publicación de las metas pueden motivar al personal para apoyar los esfuerzos de gestión de la energía en toda la organización. El Coordinador de la gestión de Energía en conjunto con el equipo son los que normalmente desarrolla metas.

PASO 4: Crear el plan de acción

Con los objetivos en su lugar, las organizaciones se disponen a desarrollar el plan de trabajo para mejorar el rendimiento energético. Las organizaciones exitosas utilizan un plan de acción detallada para asegurar un proceso sistemático para implementar medidas de eficiencia energética. A diferencia de la política energética, el plan de acción se actualiza con regularidad, lo más a usado es sobre una base anual, para reflejar los logros recientes, los cambios en el rendimiento, y los cambios de prioridades. Aunque que el alcance y las actividades en detalle del plan de acción a menudo depende de las organizaciones donde se implantaran, el equipo de energía debe velar porque este plan cumpla con los objetivos y compromiso de la empresa y que contenga todo los elementos de un plan como: a que, con quien, cuando y como.

PASO 5: Implementar el plan de acción

Las personas pueden hacer o deshacer un programa de energía. Obtener el apoyo y la cooperación de las personas claves, en los diferentes niveles dentro de las organizaciones es un factor importante para la implementación del plan de acción con éxito en muchas empresas. Además, alcanzar las metas con frecuencia depende de la conciencia, el compromiso y la capacidad de las personas que van a poner en práctica los proyectos.

PASO 6: Evaluar el progreso

Evaluar el progreso incluye la revisión formal de los datos sobre el uso de energía y las actividades llevadas a cabo como parte del plan de acción, en comparación con sus metas de desempeño. Resultados de las evaluaciones y la información recopilada durante el proceso de revisión formal es utilizada por muchas organizaciones para crear nuevos planes de acción, identificar las mejores prácticas, y establecer nuevas metas de desempeño.

PASO 7: Reconocer los logros

Ofrecer y buscar el reconocimiento de resultados de la gestión de la energía es un paso comprobado para mantener el impulso y el apoyo a su programa. Brindar reconocimiento a los que ayudaron a la organización a lograr estos resultados motiva al personal y empleados y trae una manifestación positiva al programa de gestión de la energía.

Recibir el reconocimiento de fuentes externas, valida la importancia del programa de gestión de la energía a los interesados internos y externos, y ofrece un reconocimiento positivo para la organización en su conjunto.

Conclusiones

Como pudimos ver en los resúmenes de cada uno de los 7 pasos de la metodología de la Gestión de la Energía de ENERGY STAR, los mismos son fácilmente aplicable a cualquier tipo de empresa u organización, por lo que considero que no debe de haber ningún inconveniente para su adaptación en la gestión de mantenimiento. La definición de estrategias de Gestión de Energía como políticas dentro la gestión de mantenimiento nos permitirán, utilizando la metodología antes indicada u otra, poder orientar nuestros procesos hacia la sostenibilidad o verde.

Como parte de este artículo quiero al igual que metodología de ENERGY STAR, ilustrar 7 practicas, estrategias o metodologías que actualmente usamos y que pueden servir de base para empezar la Gestión de la Energía, como parte del “Green maintenance” o Mantenimiento sustentable. Adicionalmente, en el anexo 1 hay un resumen de algunas iniciativas ya certificadas por ENERGY STAR en el área petrolera especialmente en Refineria:

1. Uso de técnicas de Mantenimiento predictivos o basado en condición, que permitan monitorear y controlar los consumos de energía y eficiencia en especial a los equipos de como turbomaquinaria y motores y generadores eléctricos y motocompresores o motobombas reciprocantes, que el en la empresas de Oil & Gas, este tipo de activo físico lo tenemos instalados en casi todas nuestras instalaciones y son los mayores consumidores de energía.

2. Dar énfasis en los análisis de obsolescencia de equipos, a todo lo referente al consumo de energías y lubricantes, nos permitiría realizar remplazos o “revamping” por equipos más eficientes desde el punto de vista de costo – riesgo – beneficio.

3. Diseñar estrategias o programas de mantenimiento (proactivos) basados en el nivel de energía que se consumen y así poder ir reduciendo en gran medida la utilización de energía de los activos.

4. Diseñar estrategias o programas de mantenimiento (proactivos) para evitar fugas o escapes, si hacemos un análisis nos podemos impresionar de la gran cantidad de gas, crudo o aceite, que se quema o derrama al medio ambiente por fugas de válvulas principalmente, igualmente los escapes de aire por ranuras bajan el rendimientos de turbinas, enfriadores, calentadores y aires acondicionado requiriendo un mayor consumo de energía y bajando su eficiencia.

5. Realizar análisis o estudios RAM (en las etapas de diseño) que nos permitan a de más de garantizar una disponibilidad y confiabilidad deseada, un consumo de energía optimo, lo que implica evaluar los niveles de redundancia (pasiva o activa) y tecnologías.

6. En el caso Intrínseco de mantenimiento hay que determinar cuánta energía se está consumiendo para la realizar el proceso de mantenimiento (planificación, programación, ejecución e ingeniera), aunque se considere insignificante evaluar el desempeño periódico del uso de energía para todas las instalaciones de mantenimiento (oficinas y almacenes, etc.).

7. Convertirse la gestión de mantenimiento más verde y sostenible, no depende únicamente de control del consumo de energía, así que una buena práctica seria abandonar el uso del papel. El costo del papel, su almacenamiento y archivo después de utilizarlo pueden generar grandes gastos y es a la vez es poco eficiente, mediante la utilización de una plataforma electrónica se mejora enormemente la eficiencia y se tiene un mejor control, además de optimizar los costos.

El paso a ser verde o sustentable es algo más que una moda o palabra de moda, sino que de ahora en adelante es un componente clave de una gestión de mantenimiento eficaz, una ruta trascendental en el camino hacia la sostenibilidad y la supervivencia en el futuro; así que convertirse en “verde” está en la incorporación de esta filosofía como parte del Sistema de Gestión de Gestión de Activos.

Autor: Arquimedes Ferrera
E&M Solutions Group

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista #34 Predictiva21

ver todas las ediciones

Prueba nuestra nueva versión y da el salto a Fracttal con un increíble plan de migración. El futuro del mantenimiento está aquí. Ingresa a www.fracttal.com para más información.

¿Te interesa IBM Maximo? Solex partner de IBM, los invita a registrase gratis en ELUM, Encuentro Latinoamericano de Usuarios Maximo. Regístrate aquí: https://elum.cl/

Suscríbete a Predictiva21

Síguenos en Linkedin

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

× ¿Cómo podemos ayudarte?