Proyecto DURABLE aplicará la tecnología de drones y robots en instalaciones renovables

El proyecto europeo DURABLE implementará drones y robots en actividades de operación y mantenimiento de instalaciones de energías renovables. Pretenden acelerar el desarrollo de las energías renovables por medio de las tecnologías aeroespaciales, aplicadas en robótica para sistemas de energía eólica y solar. Esta tecnología permitirá automatizar trabajos de inspección y reparación, lo que se traduce a una reducción de costos y un favorable impulso a la producción.

La ceremonia de lanzamiento se celebró en Bidart (Francia) con el desafío de impulsar el desarrollo de energías renovables en la región atlántica (España, Portugal, Francia, Irlanda y Reino Unido). DURABLE dispone de un presupuesto de 3,9 millones de euros y está financiado por el Programa Interreg Espacio Atlántico a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Además, es liderada por la Ecole Supérieure des Technologies Industrielles Avancées de Francia. La iniciativa posee una importante presencia andaluza, ya que incluye a tres socios: la Universidad de Sevilla, la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC).

Planificación del Proyecto DURABLE

DURABLE es el acrónimo que denomina al proyecto “Drones y robots de mantenimiento para el fomento de las energías renovables en el área atlántica”,que aplicará tecnologías disruptivas aeroespaciales, robóticas, de inspección no destructiva y de fabricación aditiva como solución a  los retos actuales en la operación y mantenimiento de parques de energía eólica y solar.

El proyecto prevé esquematizar las tecnologías disponibles y los requerimientos en la operación y mantenimiento de los parques de energía, para luego adaptar estas tecnologías. El mismo finalizará con la elaboración de una maqueta y una prueba de un proyecto piloto.

Por otra parte, el desafío común al que se enfrenta el proyecto DURABLE es la necesidad de cambiar el paradigma del sector de las energías renovables. Para lograrlo, plantea la transformación del marco tecnológico, institucional, industrial y social en el área atlántica.

Cabe mencionar que el proyecto está formado por un consorcio de doce socios de los cinco países atlánticos, divididos en: siete centros tecnológicos/universidades, dos clústeres y tres socios industriales. Adicionalmente, incluye a seis socios españoles: Universidad de Sevilla, Centro Avanzado de Tecnologías Aerospaciales (CATEC), Clúster Vasco de Energía, Alerion Technologies, Lortek S.Coop y Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *