Taller ACR-P
Aprende el Análisis Causa Raíz

1.1 Introducción

El Mantenimiento Centrado en Confiabilidad fue desarrollado en un principio por la industria de la aviación comercial de los Estados Unidos, en cooperación con entidades gubernamentales como la NASA y privadas como la Boeing (constructor de aviones). Desde 1974, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ha usado el M.C.C., como la filosofía de mantenimiento de sus sistemas militares aéreos. El éxito del M.C.C. en el sector de la aviación, a hecho que otros sectores tales como el de generación de energía (plantas nucleares y centrales termoeléctricas), petroleras, químicas, gas, refinación y la industria de manufactura, se interesen en implantar esta filosofía de gestión del mantenimiento, adecuándola a sus necesidades de operaciones.

Un aspecto favorable de la filosofía del M.C.C., es que la misma promueve el uso de las nuevas tecnologías desarrolladas para el campo del mantenimiento. La aplicación adecuada de las nuevas técnicas de mantenimiento bajo el enfoque del M.C.C., permiten de forma eficiente, optimizar los procesos de producción y disminuir al máximo los posibles riesgos sobre la seguridad personal y el ambiente, que traen consigo los fallos de los activos en un contexto operacional específico.

El presente trabajo tiene como finalidad servir de guía en la aplicación de la metodología de Mantenimiento Centrado en Confiabilidad, para los sistemas asociados a plantas industriales, de forma de poder reforzar la Confiabilidad Operacional en el contexto de los objetivos del negocio.

1.1.1 Propósito

El objetivo básico de cualquier gestión de Mantenimiento, consiste en incrementar la disponibilidad de los activos, a bajos costes, partiendo de la ejecución permitiendo que dichos activos funcionen de forma eficiente y confiable dentro de un contexto operacional. En otras palabras, el mantenimiento debe asegurar que los activos continúen cumpliendo las funciones para las cuales fueron diseñados. Es decir, debe estar centrado en la Confiabilidad Operacional.

En la actualidad, esta meta puede ser alcanzado de forma óptima, con la metodología de Gestión del Mantenimiento, titulada Mantenimiento Centrado en Confiabilidad (M.C.C).

En términos generales, permite distribuir de forma efectiva los recursos asignados a la gestión de mantenimiento, tomando en cuenta la importancia de los activos dentro del contexto operacional y los posibles efectos o consecuencias de los modos de fallos de estos activos, sobre la seguridad, el ambiente y las operaciones.

“El MCC sirve de guía para identificar las actividades de mantenimiento con sus respectivas frecuencias a los activos más importantes de un contexto operacional. Esta no es una fórmula matemática y su éxito se apoya principalmente en el análisis funcional de los activos de un determinado contexto operacional realizado por un equipo de trabajo multidisciplinario. El equipo desarrolla un sistema de gestión de mantenimiento flexible, que se adapta a las necesidades reales de mantenimiento de la organización, tomando en cuenta, la seguridad personal, el ambiente, las operaciones y la razón coste/beneficio” .

En otras palabras el MCC es una metodología que permite identificar las políticas de mantenimiento óptimas para garantizar el cumplimiento de los estándares requeridos por los procesos de producción.

Esta metodología demanda una revisión sistemática de las funciones que conforman un proceso determinado, sus entradas y salidas, las formas en que pueden dejar de cumplirse tales funciones y sus causas, las consecuencias de los fallos funcionales y las tareas de mantenimiento óptimas para cada situación (predictivo, preventivo, etc.) en función del impacto global (seguridad, ambiente, EURO, unidades de producción).

1.1.2 Premisas

El MCC se basa en las siguientes premisas:

  • Análisis enfocados en funciones.
  • Análisis realizados por equipos naturales de trabajo (operaciones, mantenimiento, especialistas técnicos) conducidos por un facilitador, experto en la aplicación de la metodología.

Es importante responder a las interrogantes en el siguiente mapa, para ubicarnos en el basamento conceptual de la metodología, antes de profundizar en el procedimiento de implantación.

Figura 1. Preguntas del MCC
Figura 1. Preguntas del MCC

1.1.3 Definición

Mantenimiento Centrado en Confiabilidad es una metodología utilizada para determinar sistemáticamente, que debe hacerse para asegurar que los activos físicos continúen haciendo lo requerido por el usuario en el contexto operacional presente. Un aspecto clave de la metodología M.C.C es reconocer que el mantenimiento asegura que un activo continúe cumpliendo su misión de forma eficiente en el contexto operacional. La definición de este concepto se refiere a cuando el valor del estándar de funcionamiento deseado sea igual, o se encuentre dentro de los límites del estándar de ejecución asociado a su capacidad inherente (de diseño) o a su confiabilidad inherente (de diseño).

  • La capacidad inherente (de diseño) y la confiabilidad inherente (de diseño) limita las funciones de cada activo.
  • El mantenimiento, la confiabilidad operacional y la capacidad del activo no pueden aumentar más allá de su nivel inherente (de diseño).
  • El mantenimiento sólo puede lograr mejorar el funcionamiento de un activo cuando el estándar de ejecución esperado de una determinada función del activo está dentro de los límites de la capacidad de diseño o de la confiabilidad de diseño del mismo.

Desde este punto de vista, el MCC, no es más que una herramienta de gestión del mantenimiento, que permitirá maximizar la confiabilidad operacional de los activos en su contexto operacional, a partir de la determinación de los requerimientos reales de mantenimiento.

Anthony Smith, define el MCC como:

“Una filosofía de gestión del mantenimiento, en la cuál un equipo multidisciplinario de trabajo, se encarga de optimar la confiabilidad operacional de un sistema que funciona bajo condiciones de trabajo definidas, estableciendo las actividades más efectivas de mantenimiento en función de la criticidad de los activos pertenecientes a dicho sistema”.

Esta definición toma en cuenta los posibles efectos que originarán los modos de fallos de estos activos, a la seguridad, al ambiente y a las operaciones.

En otras palabras, un equipo multidisciplinario de trabajo se encarga de maximizar la confiabilidad operacional de un sistema, identificando los requerimientos necesarios de mantenimiento según la importancia y criticidad de los activos, partiendo de la función que cumple cada uno dentro del contexto operacional y finalizando con el análisis del posible efecto ó consecuencia derivados de la ocurrencia de los modos de fallo que se asocien a cada una de los fallos funcionales.

1.1.4 Bases Conceptuales

El M.C.C. es necesario porque:

  • Responde a las debilidades derivadas de los enfoques tradicionales de mantenimiento.
  • Permite asociar y sopesar los riesgos del negocio con el fallo de los activos.
  • Facilita de manera sistemática, la determinación del enfoque óptimo que se le deben dar a los recursos de la función mantenimiento.

Su aplicación busca definir estrategias de Mantenimiento que:

  • Mejoren la seguridad
  • Mejoren el rendimiento operacional de los activos
  • Mejoren la relación coste/riesgo-efectividad de las tareas de mantenimiento
  • Sean aplicables a las características de una falla
  • Minimicen la ocurrencia de fallos, o al menos sean efectivas en mitigar las consecuencias una vez ocurrida la misma, es decir, un mantenimiento que funcione y sea coste-efectivo.
  • Sean documentadas, auditables y susceptibles de actualizar.

1.1.5 Confiabilidad Operacional

Es la capacidad de una instalación (procesos, tecnología, gente), para cumplir su función o el propósito que se espera de ella, dentro de sus límites de diseño y bajo un contexto operacional específico.

Es importante, puntualizar que en un programa de optimización de la confiabilidad operacional de un sistema, es necesario el análisis de los siguientes cuatro parámetros operacionales: confiabilidad humana, confiabilidad de los procesos, mantenibilidad y confiabilidad de los equipos.

Figura 2. Sistema de confiabilidad operacional
Figura 2. Sistema de confiabilidad operacional

La variación en conjunto o individual que pueda sufrir cada uno de los cuatro parámetros presentados, afectará el comportamiento global de la confiabilidad operacional de un determinado sistema.

Para la ejecución de un programa de Confiabilidad Operacional es necesario establecer una estrategia que permita la creación de un terreno clave para el éxito. Podemos mencionar los siguientes aspectos:

  • Evaluación de situación en cuanto a tipo de equipos, modos de fallo relevantes, ingresos y costes, entorno organizacional, síntomas percibidos, posibles causas y toma de decisiones.
  • Diseño de ruta: para visualizar secuencia de metodologías que mejor se adapten a las situaciones.
  • Prioritización de iniciativas con el propósito de estimar el impacto potencial de cada una de ellas visualizando el valor agregado.
  • Definición de proyectos, identificando actores, nivel de conocimientos, anclas, combinación de metodologías y pericias.

La Confiabilidad Operacional se aplica sustancialmente en los casos relacionados con:

  • Elaboración/Revisión de los planes de mantenimiento e inspección en equipos estáticos y dinámicos.
  • Establecer alcance y frecuencia óptima de paradas de plantas.
  • Solución de problemas recurrentes en equipos e instalaciones que afectan los costes y la confiabilidad de las operaciones.
  • Determinación de tareas que permitan minimizar riesgos en los procesos, instalaciones, equipos y ambiente.
  • Establecer procedimientos operacionales y prácticas de trabajo seguro.

La Confiabilidad Operacional incentiva la implantación de tecnologías que faciliten el logro de la optimización, entre ellas podemos destacar:

  • Modelaje de sistemas, en Confiabilidad Operacional se invierte a nivel de componentes (equipos, procesos y entorno organizacional) y se recibe el beneficio a nivel de plantas (factor de servicio).
  • Confiabilidad organizacional, llamado también en forma sesgada error humano siendo éste el ancla más frecuente.
  • Valor agregado de nuevas prácticas y conocimientos, a través de mediciones sistemáticas, bancos de datos, correlaciones, modelaje.
  • Manejo de la incertidumbre, a través de modelaje probabilístico de la incertidumbre.
  • Optimización integrada de la productividad y la confiabilidad, a través de experiencias pilotos en seguridad y confiabilidad desde el diseño.

La Confiabilidad Operacional considera los aspectos relacionados con el manejo del conocimiento y las habilidades de liderazgos que pudiesen interferir el logro de las metas establecidas:

  • Escenario antiguo, el liderazgo se asienta principalmente en la experiencia, el sentido común y la interacción interpersonal (los líderes nacen).
  • Nuevos escenarios, tecnologías y filosofías complican la escena, surgen expertos y asesores.
  • Falta de conocimiento en C.O, debilita liderazgo gerencial, debido a la marginación de tendencias contemporáneas o a la generación de expectativas poco realistas.
  • El conocimiento se radica en los equipos de trabajo, generando nuevos roles y promoviendo así el liderazgo compartido.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aprende desde donde quieras

Suscríbete a Predictiva21

portada 36

Próximos cursos en línea

Te invitamos a reservar en tu agenda los días 18, 19 y 20 de octubre, porque estas invitad@ al 1° Congreso #HéroesDelMantenimiento de fracttal. Podrás disfrutar de mesas redondas con expertos, casos de éxito de clientes, workshops, premios y mucho más.

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

×