Terrence O´Hanlon: La cultura es el reto más grande para la gerencia de activos

El experto mundial en gerencia de activos, editor de Uptime Magazine y dos portales web, además de consultor en mantenimiento predictivo, habla en exclusiva para Predictiva21 sobre su pasión por la difusión del conocimiento y sus convicciones sobre los cambios de paradigma para crear un mundo mejor.

El mantenimiento y la confiabilidad conforman una de las ramas más complejas de la ingeniería. Su alcance aumenta exponencialmente en tanto los sistemas de producción, se sofistican cada vez más. Mantener y gestionar activos se ha convertido en una de las áreas más solicitadas dentro de la actividad industrial, pero paradójicamente los expertos en el tema no son los que más abundan.

Una de las figuras emblemáticas del mantenimiento es Mr. Terrence O´Hanlon. Como experto en la materia, Terry O´Hanlon ha desarrollado varias estrategias para difundir a nivel mundial la importancia del mantenimiento y cómo hacer que este conocimiento llegue a grandes masas de gente. Editor senior de la revista Up Time Magazine y los portales web www.reliabilityweb.com y www.confiabilidad.net,

O´Hanlon se ha destacado además como organizador de congresos, ponente, conferencista, inventor y autor de los pasaportes para la certificación SMRP. En exclusiva para Predictiva21, conversa sobre la importancia de vencer resistencias, generar cambios e impulsar las políticas de mantenimiento como una fórmula probada de generar prosperidad y desarrollo.

Desde Florida, Terry envía un cálido abrazo a Hispanoamérica y a todos los lectores de Predictiva21 a través de un audiovisual (que aparecerá próximamente en nuestra página web) en el cual expresa sucintamente parte de toda su experiencia acumulada luego de largos años en el negocio, en donde la preocupación por el mantenimiento y el asset management han sido una constante.

Predictiva21: Cómo especialista en el área de Mantenimiento ¿qué lo impulsó a crear medios de comunicación masivos como Up Time Magazzine y Reliabilityweb.com?

Terrence O´Hanlon: Queríamos proporcionar información que típicamente no estaba disponible para las publicaciones existentes. Estaba muy informado en cuanto a los temas de consulta para los expertos, sobre los autores y autoridades en la materia que tenían incluso libros publicados. Me refiero a la gente que típicamente habla en conferencias, en talleres, actividades formativas. Así que pensé en llevar toda esta información hacia un público global que pudiera beneficiarse, haciendo uso de internet. De manera simultánea, una tercera generación de mantenimiento y muchas de las técnicas actuales de confiabilidad se estaban volviendo cada vez más conocidas y mejor implementadas, y queríamos asegurarnos que existiera un medio para compartir esa información con la gente que necesitaba usarla. Y así tomó forma esta idea de globalizar el conocimiento sobre mantenimiento, a través de la revista y los portales web.

P21: En uno de sus artículos, publicado en http://www.maintenance.org/blogs/1, usted toma una frase de John Lennon sobre cambiar el mundo, y la relaciona con la comunidad de confiabilidad y las posibilidades de inducir cambios en este segmento profesional. ¿Cómo cree usted que estos cambios pueden ocurrir, específicamente, dentro de la comunidad de profesionales de confiabilidad?

TOH: Siempre hemos pensado que la confiabilidad trae lo que llamamos prosperidad económica, que se traduce en ahorros de costos innecesarios, para evitar gastos por máquinas que fallarían antes de tiempo a través de la confiabilidad, así como en el aumento de la capacidad de producción, de modo que los argumentos financieros que proponemos estás siempre presentes. Es lo que llamamos la triple vertiente de Personas, Planeta y Ganancias: la prosperidad financiera, la sustentabilidad del ambiente y la responsabilidad social. Las organizaciones hoy en día no pueden simplemente enfocarse en la prosperidad financiera, aunque deban necesariamente hacerlo, sino que tienen obligaciones adicionales de buscar la sustentabilidad del ambiente y procurar la responsabilidad social en las comunidades locales, regionales y globales de las cuales forman parte. Así, nosotros pensamos que la confiabilidad permite a las organizaciones mantener su compromiso de procurar esta triple vertiente. En otras palabras, las organizaciones pueden y deben usar la confiabilidad para procurar la prosperidad económica. Pero hay algo que pensamos que no se toma en cuenta dentro de la comunidad, y es el no usar la confiabilidad para asegurar la sustentabilidad del ambiente. Lo que queremos decir con esto es que cuando un proceso emplea más energía o recursos de los que necesita, debe ser considerado un modelo fallido. No tenemos derecho a usar más energía o materiales de los que un proceso requiere, ya que las generaciones futuras tienen el derecho a usar esa energía y esos materiales, y si respetamos el futuro del planeta, de nuestros hijos y nietos, debemos asegurarnos que ellos cuenten con esa energía y materiales, que no tenemos derecho a derrochar. Desde la confiabilidad podemos determinar el uso apropiado de los recursos. Y finalmente, el elemento que falta por mencionar es la responsabilidad social. Lo que en realidad estamos tratando de hacer es enfocarnos en la escasez de líderes de confiabilidad de mantenimiento en el mundo. Hay muchas áreas donde existen pocas oportunidades económicas, y pensamos que mediante el uso de Uptime Elements, la gente que está consciente de esta triple vertiente puede conectarla con algunas de las carencias que existen de liderazgo de mantenimiento en el mundo. Y esa es la manera como practicamos actualmente la responsabilidad social, o la fomentamos.

P21: ¿Cree usted que existe resistencia en algunas empresas para aplicar el mantenimiento centrado en confiabilidad? ¿Por qué?

TOH: Puedes ponerlo en el contexto de resistencia, pero sería más simple entender que, usualmente, la confiabilidad centrada en el mantenimiento requiere cambios. Y siempre hay resistencia al cambio. Ese es un elemento de carencia en la adopción de la confiabilidad centrada en el mantenimiento, y es un proceso difícil que consume mucho tiempo, a excepción de los facilitadores más experimentados. Pienso que es error común de las organizaciones el usar esto como un ejercicio de ingeniería, y lo que quiero decir con esto es que existen, por supuesto, habilidades increíbles de ingeniería requeridas para el análisis del MCC y su implementación. Sin embargo, mucho del cambio que resulta del análisis de MCC tiene que ver con la gente, la cultura y el comportamiento, y pienso que descuidar el lado humano del mantenimiento centrado en la confiabilidad hace que muchos de estos proyectos fallen. De modo que para resumir, debe considerarse una actividad de mejoramiento de los negocios, no una actividad de mejoramiento de mantenimiento.

P21: ¿Qué estrategias le parecen más apropiadas para impulsar cambios positivos en el área de confiabilidad dentro de una organización? ¿Considera apropiado contratar consultores externos?

TOH: Soy un gran convencido de contratar consultores externos. Nosotros lo hacemos aún en nuestra propia compañía cuando queremos impulsar grandes cambios. Y una de las razones es que muchos de los consultores son expertos en procesos de cambio, es decir, su experiencia se fundamenta en el tema por el cual son consultados. También son expertos en administrar el cambio que tendrá lugar en la gente y su cultura, y además son expertos en implementación. Y eso es lo que a veces falta en algunas organizaciones cuyas habilidades se centran en algún tema particular, pero no en administrar el cambio y la implementación. De modo que la consulta puede servir para facilitar la gerencia en el cambio, la implementación, y si se piensa bien, se puede usar esta consulta como vehículo de comunicación hacia la gente que está tanto a nivel de gerencia superior como los que están en niveles inferiores. Es factible usar la consulta como un puente de comunicación. Para mí, ese es uno de los mejores usos de la consulta, de modo que la respuesta es: contrata un consultor cuando vayas a hacer.

P21: Usted ha ejercido como experto en Gestión de Activos, y fue el único representante de EE.UU. para el Grupo de Trabajo de ISO 39 que redactó la norma ISO-17021-5 Requisitos de competencia para la auditoría y la certificación de la norma ISO 55000 de sistemas de gestión de activos. ¿Cómo fue esta experiencia y que ha significado para usted como profesional?

TOH: En realidad, hubo otra participación norteamericana, a cargo del Sr. Scott Morris, de modo que hubo dos norteamericanos participando, aunque Scott era quien se encargaba de mantener a los otros siete miembros del equipo en acción. Puedo decir que desarrollé un gran respeto por la gente que está directamente implicada en ISO, la organización internacional para la estandarización, ya que ellos contribuyeron a facilitar esto y nos enseñaron mucho acerca de los estándares de escritura. Esa norma se redactó en cinco días, muy rápido comparado con la redacción de la ISO 55000, en la cual participé y que tomó tres años. Trabajamos todos los días, todo el día, con la facilitación de expertos. Aprendí sobre la infraestructura global existente para la auditoría y certificación, manejo de marcos operacionales como ISO 9000 e ISO 14000, o ISO 50000 para la gerencia de energía. De modo que, en esencia, aprender a redactar estos estándares de tal manera que la infraestructura existente acoja y aplique, eventualmente, su experticia en auditoría y certificación a los nuevos estándares de gerencia de activos ISO 55000. Fue entonces como un proceso de aprendizaje en cómo adaptar este nuevo gran sistema de gerencia a una infraestructura existente de oficinas de auditoría, registro y certificación, pero sin implicar necesariamente una experiencia en gerencia de activos. De modo que estábamos aprendiendo cómo mantener la integridad de la normativa 55000, pero al mismo tiempo la queríamos hacer accesible a una infraestructura existente para compartirla a través de esas agencias certificadoras.

P21: Usted también se ha destacado como inventor, al crear y patentar un equipo para el control de la salud en línea y el monitoreo de los pacientes con afectaciones como la hipertensión. ¿Cómo se le ocurrió esta idea? ¿Podría hablarnos más del tema? ¿Qué aplicaciones e impacto ha tenido en la industria médica?

TOH: En efecto, he desarrollado una patente para monitoreo en línea de condición médica, centrada en esencia en la presión arterial. He estado involucrado en la licencia de tecnología en laboratorios de AT&T, llamada Labtrack (¿). Resulta ser un sistema muy sensible, y que se puede usar para el flujo arterial, que a su vez se puede correlacionar con la presión arterial. Había otras aplicaciones además de ésta, por ejemplo, determinar la salud cardiovascular general de una persona. Esto fue creado en un momento en el cual el uso de la computadora personal era difícil de imaginar, y así el concepto se basaba en permitir el monitoreo de salud arterial, incluyendo la presión sanguínea, para ser almacenada en una base de datos centralizada, a fin de que pudiera compararse con la de una población cuya misma información se estaba incluyendo en este sistema. Lo peculiar de esta patente consistía en ser un sistema sensible de detección de salud arterial y presión sanguínea y luego depositar esta información en una base de datos disponible en línea para monitorear un individuo y ser comparado con otros de una población. Era un proyecto muy interesante y me sentí muy honrado de ser parte del mismo.

P21: Usted también se ha destacado como conferencista, llevando a todas partes del mundo el conocimiento y la conciencia de la importancia y las ventajas que ofrece la Gestión de Activos para la alta gerencia de cualquier empresa. ¿Cómo ha sido esta experiencia? ¿Qué logros ha obtenido usted con este esfuerzo?

TOH: Me considero un estudiante más que un profesor. Soy un ávido aprendiz cuando se trata de mantenimiento de confiabilidad y gerencia de activos, pero admito que es una de mis actividades favoritas: tener la oportunidad de hablar con altos gerentes sobre estos tópicos, ya que ellos con frecuencia no los tratan directamente. De manera que me gusta usar Uptime Elements para explicar el contexto de la confiabilidad en una forma que tenga sentido para la alta gerencia. Lo que quiero decir con esto es que, desde una perspectiva de ingeniería, nos referimos al contenido del mantenimiento de confiabilidad y gerencia de activos. Hemos tenido de 30 a 45 años tratando estos contenidos individuales de mantenimiento de confiabilidad. Lo que procuramos hacer con Uptime Elements es crear un contexto para un marco de confiabilidad que lleve a la creación de una gerencia de mantenimiento de activos. Y es maravilloso tener una oportunidad de hablar a las personas dentro de estas organizaciones que pueden hacerlo posible, que puedan asignar recursos, alinear a la gente en la organización completa en los valores que implican la gerencia de mantenimiento de activos. Es una de mis cosas favoritas, porque puede empoderar la triple vertiente de la que hablábamos anteriormente, a través del uso de este marco de confiabilidad.

P21: Usted dirige actualmente la Asociación de Profesionales de Mantenimiento ¿cuáles son las actividades más importantes que desarrollan desde ahí? ¿Cuáles son sus aportes a las generaciones futuras de profesionales del Asset Management?

TOH: Hemos creado un sistema de conocimiento que representa confianza y competencia usando el marco de Uptime Elements, y lo llamamos CRL (Certified Reliability Leader / Líder Certificado en Confiabilidad). Se basa en un cuerpo de conocimiento que incluye 29 folletos tipo pasaporte, uno para cada elemento del sistema Uptime Elements. Además, cinco libros escritos por reconocidos expertos internacionales en la materia, todo ello conectado en lo que llamamos una guía de viajes para el CRL que explica la filosofía del sistema. Pero aclaro que no es un sistema filosófico, sino un sistema enfocado en promover valores: reforzar la seguridad con éxito, y la triple vertiente. De modo que la Asociación de Profesionales en Mantenimiento (AMP) tiene una única misión de desarrollar, crear y generar lo que llamamos los CRL, y sentimos que si podemos generar al menos 1.000 CRL centrados en la triple vertiente, podemos tener el impulso para obtener resultados para cambiar el mundo.

P21: Para finalizar ¿cómo cree usted que evolucionará la gestión de activos y la confiabilidad en el mundo?

TOH: Recién terminamos lo que consideramos el más grande estudio sobre gerencia de activos. Casi mil empresas alrededor del mundo compartieron con nosotros lo que sería su inversión en los próximos cinco años y sus retos con respecto a gerencia de activos, y los resultados de esa encuesta son muy claros, con algunos puntos que pudiera compartir en este momento. En algunas semanas, el reporte estará disponible, y esperamos que nuestros amigos de Predictiva21 puedan compartir el link que distribuye ese reporte. La cultura es el reto más grande para la gerencia de activos y mantenimiento de confiabilidad, afirmado por más de 40% de los líderes en gerencia de confiabilidad participantes en este estudio. El otro punto que quedó bien claro en este estudio es que la confiabilidad es crítica para la gerencia de activos. En otras palabras, hay dos prácticas separadas, pero la confiabilidad habilita la gerencia de activos, y la gerencia de activos habilita la confiabilidad. En esencia, lo que ambas permiten es que el propietario de los activos tome las mejores decisiones sobre mantenimiento, bien sea una intervención basada en tiempo, o una intervención basada en condiciones o por una falla, o si es tiempo de planificar un capital para reemplazar el activo. Se necesita un marco estructurado para tomar buenas decisiones y continuarlas. Por último, pero no menos importante, es tener claro que una gran mayoría de la comunidad de gerencia de mantenimiento y confiabilidad van a adoptar este marco de ISO 55000 para gerencia de activos y el de ISO 31000 para entender y gerenciar los riesgos de su organización, y también Uptime Elements para la gerencia de activos y confiabilidad. Vemos un gran momentum para la implementación de estos marcos.

Texto: Alimey Díaz M
Traduccion: Richard Skinner
Foto: Cortesía Terrence O´Hanlon Team

¡Califica este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

La importancia de los datos y como convertirlos en dinero
Javier Leonardo Salas & Alberto Salas Mejia

* indicates required
Reliabytics
Reliabytics