John Woodhouse: La Gestión de Activos es un Proceso Orgánico

Fundador y Presidente del panel de expertos del Instituto de Gestión de Activos, creador de la norma PAS 55 y director general de Woodhouse Partnership Limited, estuvo presente en el 7mo Congreso Mundial de Mantenimiento en Cartagena. Luego de su conferencia, Woodhouse habló acerca de la importancia de las normas internacionales de calidad, la transición de PAS 55 a ISO 55000 y su carácter evolutivo.

La conferencia “Migración del Mantenimiento en la Gestión de Activos” mostró, a grandes rasgos, la visión de alguien que ha marcado pauta en esta área. Nos referimos a John Woodhouse, miembro fundador del Instituto de Gestión de Activos (IAM) en Inglaterra y autor de la norma internacional PAS 55, y quien recientemente asistió este año al Congreso Mundial de Mantenimiento y Gestión de Activos, el cual reunió a los representantes más comprometidos de la disciplina.

Poseedor de una Maestría en Ciencias de la Universidad de Cambridge, Woodhouse es Fundador y Presidente del panel de expertos del Instituto de Gestión de Activos. Ha sido Director de Proyectos del British Standards Institute y experto principal representando al Reino Unido en el equipo de formulación de normas internacionales para la Gestión de Activos. También es director general de Woodhouse Partnership Limited y, sin duda, alguien que tiene mucho que decir sobre la materia. Predictiva21 tuvo la oportunidad de hablar con este experto, quien ha demostrado ser realmente un apasionado de la gestión de activos.

Predictiva21: Usted es el creador de la norma PASS 55 standard, la cual generó a su vez a la norma internacional ISO 55000. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Cuál fue la base para crear PASS 55? Cuéntenos acerca de esto, lo que significó para usted como profesional y también a nivel personal.

John Woodhouse: Comenzamos el Instituto de Gestión de Activos en 1924 como un grupo de individuos apasionados, literalmente alrededor de una mesa, diciendo: “Miren, tenemos mucho en común aun cuando pertenecemos a diferentes industrias”. Durante los primeros años, funcionaba como un club, con mucha pasión por intereses en común. Luego, se hizo evidente que debíamos ser un poco más serios si queríamos que las organizaciones nos tomaran en cuenta y que ellos vieran el objetivo que nosotros veíamos como posible. Fue en una conferencia como esta donde un grupo de nosotros, cinco en total, en horas tempranas de la noche, decidimos que debíamos desarrollar una lista de verificación que fuera independiente del tipo de activos e independiente de la propiedad pública o privada o la estructura organizacional o el sector de la industria, es decir, lo que siempre había sido necesario hacer para la gestión de activos. Decidimos que no lo haríamos simplemente como una publicación salida de un pequeño instituto. Necesitábamos una estructura que nos garantizara objetividad en un proceso de validación, de modo que acudimos a British Standards para ello. British Standards tienen este modelo PAS o Publicly Available Specifications (Especificaciones Disponibles al Público, en español), que contiene reglas de lenguaje, estructura, consulta y validación. Por eso, lo adoptamos en cooperación con British Standards para desarrollar lo que vendría a ser PAS55.

P21: ¿Y cómo fue la experiencia de ir de PASS55 a ISO55000?

JW: Resultó ser producto de un esfuerzo colectivo. Tuve la suerte de estar en una posición de coordinador, pero en realidad fue una cierta combinación de personas trabajando muy fuerte para hacer esa gran revisión de PAS55 en el 2008. Tuvimos más de 1.300 propuestas para refinar, buscar, revisar y descomplicar contenidos para lograr lo mejor de lo mejor. De modo que cuando llegó el siguiente ciclo de revisión, era el momento de decir: esto ya no es sólo un acuerdo para mejores prácticas. Probablemente necesita mayor solidez, y allí es cuando dimos el paso de la propuesta ISO en Ginebra, y allí aceptaron PAS como la base para un estándar internacional. Es muy difícil crear el compromiso para un estándar internacional, por lo cual quizás no esté tan claro en un principio como lo estuvo al desarrollar PAS55, pero tendría una mayor aplicabilidad. Por ejemplo, PAS55 está centrada en activos físicos, pero no limitada por ello, de modo que puede aplicarse al factor humano así como a sus activos financieros. ISO55000 se aplica a cualquier tipo de activo desde el primer momento. Y hacer esa transición significó inevitablemente el uso de un lenguaje más genérico. Teníamos más tiempo para explicarlo a diferentes culturas e industrias, de modo que había una cierta disminución en el nivel de ambición, pero una mayor aplicabilidad. Ese es el compromiso. También significó algunos buenos avances con respecto a PAS55, al poner ciertas demandas reales en la organización en entender el contexto y la dirección, y el papel de un buen liderazgo. Y el papel de ISO55000 es el mismo de todos los estándares de sistemas de gerencia. Y todos los demás estándares de sistema de gerencia como ISO9000, 14000, o la nueva versión 18000 que saldrá este próximo año están re-estructuradas para coincidir exactamente en los parámetros de ISO55000, de manera que habrá mucha más integración, lo que significa que las organizaciones tendrán un sistema integrado de gestión. Eso es un gran paso: tener algo para aspectos individuales como la gestión de activos, o calidad o medio ambiente manejados independientemente.

Woodhouse junto a nuestro director Enrique González, en el área de entrevistas de Predictiva21 durante el 7mo Congreso Mundial de Mantenimiento.
Woodhouse junto a nuestro director Enrique González, en el área de entrevistas de Predictiva21 durante el 7mo Congreso Mundial de Mantenimiento.

P21: ¿Qué otras metas tiene The Woodhouse Partnership LTD en términos de estandarización internacional de la gestión de activos?

JW: La Asociación TWPL de Woodhouse es una organización ligeramente inusual. Vamos a celebrar nuestro vigésimo aniversario la semana entrante. Comenzamos como un grupo de individuos canosos de la industria, tratando de detener el hábito del entusiasmo temporal a corto plazo para sustituirlo por experiencia en el trabajo y cómo integrarlo de una manera personalizada, caso por caso. De modo que no nos gusta que nos llamen “consultores”, ya que ellos tienden a predicar o imponer soluciones, y nuestro estilo es más bien de: “Miren, cada organización individual tiene su propia solución, y nuestro papel es el de simplemente proporcionar nuestra experiencia sobre trabajo y prácticas, y como combinar cosas para hacerlo sostenible”. Lo que tenemos en nuestras manos es algo que crece con velocidad, el asunto de la gestión de activos, y somos muy afortunados en participar junto a algunas de las mejores compañías del mundo, y de ver cómo particularmente en América Latina hay un mercado ávido para esto. De manera que Latinoamérica es una gran prioridad para nuestro grupo. Sólo cuento con 45 integrantes de mi equipo, cada uno con más de 30 años de experiencia en la industria, y actualmente trabajamos en 27 países. Pero de todas las regiones del mundo, el Medio Oriente y América Latina son las que tienen mayor demanda de nuestro tiempo y atención. Además, habiendo visto la proporción de cambio posible, la gente aquí tiene una actitud legítima de “se puede hacer”. Cuando haces contacto con esta gente y su deseo de hacer que las cosas mejoren, es fantástico. Estamos construyendo una infraestructura aquí. Tenemos operaciones en Norteamérica. Tenemos cuatro grandes clientes en Colombia, y estamos trabajando en Chile, Ecuador, Argentina, Bolivia y Brasil. De manera que todo el sector está emergiendo dentro de una buena gestión de activos, y esperamos ver surgir buenos casos de estudio en pocos años.

P21: ¿Cuáles son los principales obstáculos que usted ha podido percibir en relación a la aplicación de ISO 55000?

JW: Creo que las mayores barreras para poder implementar este tipo de estándares son aquellas que exigen ser mejores en la gestión de activos, es decir, el modelo cínico de gente que sólo desea proteger sus intereses. Hay un gran grupo de gente que no les interesa cambiar, y es a ellos a quienes tenemos que invitar a cooperar. Y eso es algo delicado: cada organización tiene una manera particular de resolver su programa práctico, y los mayores obstáculos tienen que ver casi siempre con el factor humano, y es aquí donde hay que trabajar más. No es un plan pre-definido de “paso uno, paso dos y paso tres”. Estas personas están buscando una solución tipo “copiar y pegar”, y así no es como se trabaja en la gestión de activos. Debe haber un enfoque en la búsqueda de las mejores prácticas locales y entonces partir de allí, pero a manera de diálogo. Es en gran parte un proceso orgánico, no una revolución ni una fórmula. Y eso lo diferencia de anteriores intentos de mejorar los negocios.

P21: Finalmente, ¿Cuál es su opinión sobre este congreso?

JW: (Hablando en español): “Este congreso ha sido impresionante. Muy activo. Mucha gente, mucha pasión, intereses en cualquier tópico. Mezcla de los técnicos y los interesados en los factores humanos, y tengo gran expectativa sobre el desarrollo siguiente” (sic).

Texto: Alimey Díaz M
Fotos/Corresponsalía: Miguel A. Guzmán
Traducción:Richard Skinner

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista #34 Predictiva21

ver todas las ediciones

Prueba nuestra nueva versión y da el salto a Fracttal con un increíble plan de migración. El futuro del mantenimiento está aquí. Ingresa a www.fracttal.com para más información.

¿Te interesa IBM Maximo? Solex partner de IBM, los invita a registrase gratis en ELUM, Encuentro Latinoamericano de Usuarios Maximo. Regístrate aquí: https://elum.cl/

Suscríbete a Predictiva21

Síguenos en Linkedin

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

× ¿Cómo podemos ayudarte?