Tipos de mantenimiento

El mantenimiento industrial y los tipos de mantenimiento

La industria es uno de los pilares de nuestro mundo moderno y debido a los avances tecnológicos, contamos con una amplia variedad de máquinas y herramientas para simplificar los procesos. No obstante, para mantener la productividad las máquinas, herramientas y procesos deben estar 100% funcionales. De lo contrario, las fallas se volverían cada vez más comunes y la producción se detendría. Por lo tanto, mantener la productividad y los equipos funcionales, es importante aplicarles cierto mantenimiento. Sin embargo, existen diversos tipos de mantenimiento, cada uno con sus puntos fuertes y débiles.

Cada empresa define sus necesidades de mantenimiento industrial y aplica una estrategia de planificación. Los principales tipos de mantenimiento industrial son:

  • El mantenimiento preventivo:
    • predictivo,
    • mantenimiento preventivo sistemático y condicional.
  • mantenimiento correctivo,
  • reactivo,
  • mantenimiento planificado.

El mantenimiento preventivo: uno de los tipos de mantenimiento más eficaces

El mantenimiento preventivo es un tipo de mantenimiento con el fin de notar pequeños problemas y repararlos antes de que desencadenen fallas mayores. Entonces, el objetivo principal del mantenimiento preventivo es que los equipos pasen de un servicio planificado al siguiente servicio planificado sin que se produzcan fallos por:

  • la fatiga,
  • negligencia o,
  • desgaste normal de los equipos o piezas

Así, las actividades de mantenimiento incluyen revisiones parciales o completas en períodos específicos, cambios de aceite, lubricación, ajustes menores, etc. Además, los trabajadores pueden registrar el deterioro de los equipos para saber qué deben sustituir o reparar. Asimismo, el mantenimiento preventivo se puede subdividir en:

  • mantenimiento predictivo
  • mantenimiento predictivo sistemático y condicional.

Entonces, los principales objetivos del mantenimiento preventivo son:

  • reducir las averías en equipos,
  • minimizar las pérdidas de producción debido a fallas en la maquinaria,
  • aumentar la productividad de los equipos.

Mantenimiento predictivo

El mantenimiento predictivo hace un seguimiento del funcionamiento normal de un aparato o máquina. Así, lograr detectar posibles defectos antes de que supongan un problema mayor. Este tipo de mantenimiento utiliza la tecnología de monitorización del estado para medir el rendimiento de los equipos. Por ejemplo, unas mediciones generales de mantenimiento predictivo es la observación de los equipos. Esto es, el análisis del aceite y los sensores de uso de la energía.

Una de las principales razones por las que el mantenimiento predictivo es tan efectivo es porque permite realizar el mantenimiento sólo cuando es absolutamente necesario. Es decir, justo antes de que se produzca un fallo en el equipo. Esto significa:

  • Menos dinero gastado en mantenimiento preventivo para una máquina que no lo necesita:

El mantenimiento predictivo le permitirá ahorrar dinero hasta el último momento. Es decir, solo cuando el mantenimiento o las reparaciones sean realmente necesarios pero antes de que se produzca un daño real en el sistema. Naturalmente, los daños en los equipos provocan paradas en la producción, generando pérdidas para la empresa.

  • Menos horas de producción perdidas como resultado de un fallo del equipo:

La tecnología precisa del mantenimiento predictivo significa que evitará el fallo total de la máquina. Como dijimos, estas pueden ser un gran obstáculo para las operaciones estándar. Asimismo, el mantenimiento predictivo ha demostrado que contribuye a multiplicar por diez el rendimiento de la inversión. De igual forma, puede reducir en un 70-75% las averías de los equipos y en un 35-45% el tiempo de inactividad.

Otros datos del mantenimiento predictivo

El mantenimiento predictivo requiere un nivel de tecnología superior al del tipo de mantenimiento preventivo estándar. También, puede requerir empleados con la capacidad de interpretar con precisión los datos de monitorización del estado. Esto puede significar incluso que tenga que considerar la posibilidad de contratar a alguien a tiempo parcial, únicamente para leer y transmitir estos datos. Por lo tanto, para determinar si el mantenimiento predictivo es adecuado para usted, tendrá que tener en cuenta las consideraciones presupuestarias.Lamentablemente, este es uno de los mayores inconvenientes del mantenimiento predictivo.

Preditécnico: Mantenimiento basado en la condición, la mejor estrategia
Figura 1. Comparación del mantenimiento predictivo respecto a las otras estrategias.

Mantenimiento preventivo sistemático

Este tipo de mantenimiento preventivo se distingue por su frecuencia. En otras palabras, se realiza de forma periódica y sistemática por los técnicos en intervalos de tiempo bien definidos. Así, nos permite sustituir regularmente los componentes y las piezas de recambio, mejorando la productividad de las máquinas. Por lo tanto, el mantenimiento preventivo sistemático se basa en la inspección periódica de los distintos equipos. De esta forma, los técnicos de mantenimiento pueden recopilar la información necesaria sobre los distintos componentes de la línea de producción. Por consiguiente, prevenir eficazmente las averías y los costes de reparación.

Mantenimiento predictivo condicional

El mantenimiento preventivo condicional consiste en vigilar los parámetros e indicadores clave del funcionamiento del equipo. Así, podemos aplicar las acciones correctivas necesarias para anticiparse a cualquier fallo o mal funcionamiento. Para ello, existen numerosas herramientas informáticas emergentes para automatizar este tipo de mantenimiento industrial. De esta forma, los técnicos y trabajadores de mantenimiento pueden simplificar y facilitar su trabajo optando por la digitalización de los procesos de mantenimiento industrial.

Mantenimiento correctivo

El mantenimiento correctivo es cualquier acción que se dirige a un mal funcionamiento del sistema. Posteriormente, se soluciona para que el equipo pueda volver a funcionar correctamente. En contraste al mantenimiento reactivo, el mantenimiento correctico es una acción dirigida a un equipo concreto. Además, el defecto puede ser detectado o advertido antes de que provoque un problema importante o una avería total del equipo.

Una de las ventajas del mantenimiento correctivo, es la reducción de la duración de las paradas planificadas y no planificadas. Esto, debido a que las acciones correctivas suelen tomarse rápidamente. Lo que significa que el tiempo de inactividad de los equipos es breve. Asimismo, tener una estrategia de mantenimiento reactivo requiere planificación. Normalmente, esto conlleva costes asociados y tiempo dedicado a la elaboración de estrategias en lugar de a la producción. Por otro lado, la acción correctiva es una respuesta correctiva rápida a un equipo aislado.

Mantenimiento reactivo

El mantenimiento reactivo es cualquier respuesta o reacción para arreglar una máquina averiada que necesita reparaciones. Si es posible, se centra en restablecer las condiciones normales de funcionamiento de los equipos averiados. Este proceso suele requerir los servicios de un mecánico, o la ayuda del fabricante, para reparar la maquinaria averiada, lo que puede ser bastante costoso en función de la urgencia y el alcance de la solicitud.

No obstante, se puede considerar como uno de las estrategias de mantenimiento menos eficaces. Sin embargo, tiene algunos beneficios. Por ejemplo, menores costes iniciales. Esto es, si no invierte en ningún tipo de mantenimiento preventivo y espera a que su equipo falle antes de tomar medidas. De esta forma, se ahorra parte del dinero que habría gastado en los costes iniciales de mantenimiento preventivo. De igual forma, se necesita menos personal. En general, se necesita menos personal para gestionar los equipos que para analizar y responder sistemáticamente a las advertencias y averías de las máquinas.

Sin embargo, y como es lógico, esta estrategia de mantenimiento espera a que el daño suceda. Por lo tanto, se produce un paro en la producción y ocurren pérdidas de tiempo innecesarias.

Cómo elegir entre los tipos de mantenimiento

Como vimos, cada uno de los tipos de mantenimiento tiene una serie de pros y contras los cuales debemos tener muy en cuenta a la hora de elegir uno de ellos. Por ejemplo, si contamos con un buen presupuesto y queremos asegurarnos que la producción siga en todo momento pues nos conviene el mantenimiento predictivo. Por otro lado, si el presupuesto es un problema y si la productividad sin interrupción no es un problema pues deberíamos escoger el mantenimiento reactivo.

En resumen, cada uno de los tipos de mantenimiento funcionara de forma adecuada si los elegimos sabiamente tomando en cuenta nuestra posición inicial. Así, aseguraremos el éxito de nuestra industria sin comprometer la producción ni la seguridad de los empleados. Para lograrlo, debemos tener en cuenta el tipo de maquinaria, presupuesto, fin de la empresa, capacitación de los trabajadores, costo de fallo del equipo y mucho más.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a Predictiva21

portada 36

Próximos cursos en línea

¿Qué vas a encontrar en este Ebook?

Tras una breve introducción, en la que haremos un repaso histórico sobre los principales avances tecnológicos que han marcado el desarrollo de lo que hoy conocemos como tecnología de mantenimiento,  describiremos las

 5 tendencias Top de este 2022.

Aprenderás de expertos internacionales de las más importantes empresas en el ámbito de la TRANSFORMACIÓN DIGITAL 4.0 en el área de MANTENIMIENTO y GESTIÓN DE ACTIVOS, la CONFIABILIDAD y la LUBRICACIÓN.

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

×