¿Qué tan confiable es su producto?: 50 formas de mejorar la confiabilidad del producto

¿Qué tan confiable es su producto?: 50 formas de mejorar la confiabilidad del producto

Sobre el Libro

¿Qué tan confiable es su producto?: 50 formas de mejorar la confiabilidad del producto (How Reliable Is Your Product?: 50 Ways to Improve Product Reliability) es un libro de 370 páginas escrito por Mike Silverman y publicado por la editorial Super Star Press en el año 2011.

Descripción del Libro

(Información extraída y traducida del sitio web del libro en Amazon)

Tradicionalmente, la forma de probar la confiabilidad de un producto era construirlo y luego intentar romperlo. A medida que mejoraban los sistemas y las tecnologías, se desarrollaron y adoptaron metodologías TAAF (Test, Analyze and Fix). En la economía global actual, con sus ciclos de vida de productos cortos y tecnológicamente intensos, TAAF no puede ser suficiente. La confiabilidad ya no puede ser un paso o una serie de pasos en el desarrollo de productos; es algo que debe reconocerse desde el principio e incorporarse al producto desde su concepción. La confiabilidad, en otras palabras, debe estar ‘diseñada en’.

Los desarrolladores de productos ahora tienen muchas herramientas (software y hardware) a su disposición para generar confiabilidad desde el principio. Desde el punto de vista organizativo, ¿qué mejor forma de diseñar con confiabilidad que hacer que los propios diseñadores sean responsables de la confiabilidad de sus diseños? Como explica Mike Silverman en ¿Cuán confiable es su producto?, Esta es la razón por la que el papel del ingeniero de confiabilidad está cambiando a uno de mentor. Los desarrolladores de productos ahora son responsables de buscar las mejores herramientas de prueba y luego capacitar a los diseñadores sobre su uso, de modo que los diseñadores tengan en cuenta y creen la confiabilidad en cada etapa del diseño del producto.

Mike se ha centrado en la confiabilidad a lo largo de sus 25 años de carrera y ha observado que la posición de confiabilidad en la organización evoluciona. En este libro, condensa su pericia y experiencia en un volumen de inmenso valor práctico para las comunidades de ingeniería y administración de ingeniería, incluidos diseñadores, ingenieros de fabricación e ingenieros de confiabilidad / calidad.

Entre otras cosas, Mike analiza cómo encaja o debería encajar la confiabilidad en el ciclo de diseño del producto. Proporciona una descripción general de alto nivel de las técnicas de confiabilidad disponibles para los ingenieros en la actualidad. Discute con lucidez el diseño de experimentos y el papel de la gestión de fallos. Con estudios de casos y narrativas de la experiencia personal, Mike analiza las formas óptimas de utilizar diferentes técnicas de confiabilidad. Destaca los errores comunes de juicio, los pasos en falso y las decisiones subóptimas que a menudo se toman dentro de las organizaciones en el camino hacia la confiabilidad total.

¿Qué tan confiable es su producto? Mike Silverman ha entregado lo que pocos han hecho antes: una descripción general completa pero concisa del campo de la ingeniería y las pruebas de confiabilidad. Los ingenieros y gerentes de ingeniería encontrarán mucho en este libro de valor práctico inmediato.

Tabla de Contenido

(Información extraída y traducida del sitio web del libro en Amazon)

  • Parte I – Fase conceptual.
  • Parte II – Fase de diseño.
  • Parte III – Fase de prototipo.
  • Parte IV – Fase de fabricación.

Parte I – Fase conceptual

(Información extraída y traducida del sitio web del libro en Amazon)

1.1 Filosofía del diseño para la confiabilidad:

La confiabilidad ya no es una actividad separada realizada por un grupo distinto dentro de su organización. Los objetivos, preocupaciones y actividades de confiabilidad del producto están integrados en casi todas las funciones y procesos de su organización. La función de la alta dirección es fomentar un entorno en el que su equipo tenga claramente en cuenta los objetivos de calidad y confiabilidad. Los equipos de ingeniería deben equilibrar los costos del proyecto, los costos de mantenimiento del cliente, la calidad, el cronograma, el rendimiento y la confiabilidad (y posiblemente otros factores específicos de su industria) para lograr diseños de productos óptimos. La estructura de su organización debe alentar a todos los miembros de su equipo a aplicar los métodos y principios de confiabilidad apropiados. La función de Diseño para la confiabilidad (DFR) para el personal de confiabilidad a menudo es encontrar los componentes rentables y las estructuras de diseño con un riesgo mínimo y luego presentar esto al resto de su equipo. La integración de las prácticas a los recursos externos contratados es fundamental. No se trata solo de integrarlo dentro de su organización; su organización ahora sale de sus paredes.

Incluso hace solo unas décadas, la confiabilidad, así como otras funciones de diseño, funcionaban en silos. Hubo un enfoque de “tirarlo por la pared” en el que los ingenieros de diseño (silo 1) pasaron el diseño completo a nuestro grupo de confiabilidad (silo 2) antes de entregarlo a la fabricación (silo 3). Para cuando la confiabilidad recibió una versión casi final del producto, pudimos hacer poco para afectar el diseño. El esfuerzo de confiabilidad se centró principalmente en medir dónde estábamos en comparación con los objetivos establecidos. Si el producto no cumplía sus objetivos en ese momento, ¿qué podíamos hacer? La empresa podría retrasar el producto para mejorarlo antes de su lanzamiento. Esta era una opción que rara vez se seleccionaba, o enviaríamos el producto y luego pasaríamos los próximos años monitoreando su rendimiento y arreglando lo que pudiéramos. Gradualmente, el producto mejoraría con el tiempo. La empresa utilizó a los clientes como mecanismo de retroalimentación. El resultado final fue clientes insatisfechos y una reputación de poca confiabilidad. Desafortunadamente, esta práctica solía ser muy común en muchas industrias.

En la economía global actual, muchas industrias compiten en valor, costo y confiabilidad. Este método de “tirarlo por la pared” ya no funciona. La confiabilidad debe diseñarse en. ¿Qué mejor manera de diseñar en confiabilidad que incluir a los diseñadores responsables de la confiabilidad de sus diseños? Este concepto se ha popularizado tan bien que hoy, cuando doy una conferencia sobre DFR, mi audiencia está compuesta principalmente por diseñadores, no ingenieros de confiabilidad. El rol del ingeniero de confiabilidad se está transformando en mentor, líder y entrenador. El ingeniero de confiabilidad ahora es responsable de salir y encontrar las mejores técnicas para usar y luego capacitar a los diseñadores y otras personas sobre cómo usarlas. El ingeniero de confiabilidad es responsable de redactar el Plan del programa de confiabilidad (RPP), y los diseñadores son responsables de ejecutar su parte del plan.

DFR se trata de lograr que los diseñadores y otros grupos se apropien de la confiabilidad del producto. El departamento de confiabilidad luego se convierte en el comité directivo, ayudando a establecer las políticas, proporcionando la dirección y la capacitación. Lo comparo con una carrera de remo. El ingeniero de confiabilidad es el timonel. (En un equipo de remos, el timonel es el miembro que se sienta en la popa mirando hacia la proa, dirige el bote y coordina la potencia y el ritmo de los remeros). Los diseñadores son los remeros. Cuando los dos funcionan bien juntos, el barco parece deslizarse por el agua sin problemas y sin esfuerzo.

1.2 ¿Quién debería realizar un curso DFR?

Con cada curso de DFR, los clientes siempre preguntan quién debe asistir. Bueno, los diseñadores, por supuesto. ¿Debería asistir el marketing? Seguro que deberían. También debe tener representación de ventas, servicio al cliente y fabricación. Por supuesto, el equipo de confiabilidad también debe asistir. Cualquiera que esté interesado en la confiabilidad del producto debe asistir. Sin embargo, los diseñadores son críticos del proceso. Cada decisión diaria que tomen sobre el diseño del producto afectará en última instancia la confiabilidad del producto. ¿Cuál es el papel del grupo de confiabilidad? Ese grupo deben ser los líderes, mentores, entrenadores y educadores, los que ayudan a crear las metas y redactar el RPP. Por lo tanto, muchas de las actividades del día a día deben ser realizadas por los diseñadores (con la ayuda de la confiabilidad equipo).

Caso de Estudio: ¿Conseguir que sus diseñadores compren DFR?

Una empresa de telecomunicaciones sufría de baja confiabilidad del producto. Cada vez que descubrieron un problema en las pruebas de productos o en la fabricación, los ingenieros de pruebas y los ingenieros de fabricación no pudieron conseguir que los diseñadores ayudaran a solucionar el problema porque los diseñadores estaban demasiado ocupados diseñando el siguiente producto. Verá, se les estaba incentivando por lo rápido que podían llevar el producto al mercado, no por lo confiable que era. Luego, la empresa hizo algo inteligente: el director ejecutivo hizo un cambio y les dijo a los diseñadores que no eran responsables de ayudar a corregir las fallas de campo. ¿Sabes lo que pasó? De repente, los diseñadores comenzaron a escuchar al equipo de confiabilidad y nació un programa DFR dentro de su empresa. A la mayoría de los diseñadores les encanta trabajar en nuevos diseños de productos y a la mayoría no les gusta tener que rediseñar algo que no funcionó del todo bien. Cuanto antes puedan pasar al siguiente proyecto, mejor, desde su perspectiva. Por lo tanto, vincular su próximo proyecto a la finalización exitosa y confiable del proyecto anterior es un buen incentivo para garantizar que el diseño sea un producto confiable.

1.3 Integración de confiabilidad

La integración de confiabilidad es el proceso de integrar de manera transparente y coherente métodos, herramientas y técnicas de confiabilidad para maximizar la confiabilidad al menor costo posible. Esto aporta valor al cliente y éxito a la empresa. Lo que esto significa es que debe pensar en su programa de confiabilidad como un conjunto de técnicas que se usan juntas, en lugar de solo un grupo de actividades individuales.

Imagine que está construyendo un sistema y un sistema está formado por diferentes componentes y ensamblajes; hay diferentes disciplinas involucradas (algunas de las principales disciplinas son eléctrica, mecánica, software, firmware, óptica y química). Todas estas piezas individuales componen el sistema, así que no se olvide de las interacciones y asegúrese de pensar en la confiabilidad desde la perspectiva del sistema.

El enfoque de sistemas debe ser válido para las disciplinas de software y hardware. Muchas empresas todavía trabajan en la confiabilidad del software y la confiabilidad del hardware por separado y no integran las dos. Cuando ocurren fallas, esto resulta en señalar con el dedo en lugar de cooperación en la resolución de problemas.

Esto se aplica igualmente a las disciplinas eléctricas y mecánicas. A menudo vemos más sinergia entre estos dos grupos durante los programas que entre el software y el hardware. Al principio, rara vez se reúnen para discutir los objetivos de confiabilidad comunes y cómo distribuirlos en cada área principal del sistema.

Los equipos de desarrollo de productos ven la confiabilidad dentro de cada uno de los subdominios separados de problemas mecánicos, eléctricos y de software. Sus clientes ven la confiabilidad como un problema a nivel del sistema, con una mínima preocupación por la distinción entre problemas mecánicos, eléctricos y de software. Su cliente quiere que todo el producto y todas sus partes funcionen a la perfección. Dado que la medida principal de confiabilidad la realizan su cliente y sus usuarios finales, los equipos de ingeniería deben mantener un equilibrio de ambas vistas (sistema y subdominio) para desarrollar un producto confiable.

1.4 Confiabilidad versus Costo

Intuitivamente, el énfasis en la confiabilidad para lograr una reducción en los costos de garantía y en servicio da como resultado un aumento mínimo en los costos de desarrollo y fabricación. Sin embargo, el uso de las técnicas adecuadas durante la fase adecuada del ciclo de vida ayudará a minimizar el costo total del ciclo de vida (LCC).

Para minimizar el LCC total, su organización debe hacer dos cosas:

  1. Elija las mejores técnicas de todas las técnicas disponibles y aplíquelas en las fases adecuadas del ciclo de vida del producto.
  2. Integre adecuadamente estas técnicas alimentando información entre las diferentes fases del ciclo de vida del producto.

Comprar en Amazon

Más libros en Predictiva21

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista #34 Predictiva21

ver todas las ediciones

Prueba nuestra nueva versión y da el salto a Fracttal con un increíble plan de migración. El futuro del mantenimiento está aquí. Ingresa a www.fracttal.com para más información.

¿Te interesa IBM Maximo? Solex partner de IBM, los invita a registrase gratis en ELUM, Encuentro Latinoamericano de Usuarios Maximo. Regístrate aquí: https://elum.cl/

Suscríbete a Predictiva21

Síguenos en Linkedin

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

× ¿Cómo podemos ayudarte?