Seleccionar página

Monitoreo de condición: poderosa herramienta de diagnóstico

Ago 9, 2023 | Articulo

El monitoreo de condición, a veces denominado monitoreo de la condición, se fundamenta en ejecutar inspecciones planificadas. Normalmente, con el fin de detectar fallas potenciales o incipientes. De esta forma, se pueden tomar acciones correctivas para reducir o eliminar las consecuencias que el efecto produce sobre el proceso; se basa en la predicción de la falla.

Mantenimiento basado en Condición

Este tipo de mantenimiento consiste en la ejecución específica y puntual de acciones de mantenimiento a los activos. Dichas actividades son programas surgidas de recomendaciones derivadas del monitoreo de condición, o la detección de falla potenciales; normalmente, con la finalidad de evitar el desarrollo de la falla potencial y la posterior ocurrencia de una falla funcional y sus consecuencias.

¿A qué activos se le puede aplicar el monitoreo de la condición?

Comúnmente, se realiza a los equipos estáticos y dinámicos. Estos activos suelen ser los candidatos a ser monitoreados bajo un plan de inspección de mantenimiento predictivo. Sin embargo, para optimizar recursos y potenciar resultados, estos deben ser sometidos a un previo análisis de criticidad. De esta forma, se permite jerarquizar estos activos en función de su impacto al negocio en términos de:

  • afectación a la seguridad y medio ambiente,
  • perdida de producción,
  • alto consumo de inventarios,
  • elevados costos de mantenimiento,
  • afectación de la imagen de la empresa, etc.

Así, logran facilitar la toma de decisiones a la hora de implantar un plan de mantenimiento predictivo y determinar su alcance. Es decir, cantidad de personal requerido, tecnología a adquirir, logística, etc. Los equipos que formaran parte del programa de monitoreo de condición, deben tener síntomas de falla claramente detectables.

Finalidad del monitoreo de la condición

El monitoreo de la condición o mantenimiento predictivo tiene como propósito, detectar síntomas que revelen una falla potencial. Así, poder alertar tempranamente antes que se produzcan consecuencias que afecten negativamente el negocio. En otras palabras, es avisar con un intervalo de tiempo suficiente para planificar, programar y ejecutar, acciones correctivas de mantenimiento por condición. Esto se logra a través de un monitoreo periódico o continuo de las variables de funcionamiento de los activos.

Objetivos del mantenimiento predictivo

Para cumplir con su propósito, el mantenimiento predictivo cubre los siguientes objetivos:

  • Detectar cambios en las variables.
  • Diagnosticar fallas potenciales.
  • Establecer criticidad de la falla:
  • Planificar la intervención óptima de los equipos;
  • Evitar consecuencias graves;
  • Garantizar la vida útil del activo.

Potencial de detección de las técnicas

A continuación, te mostraremos el potencial de detección de las técnicas de mantenimiento predictivo, con respecto a punto de detección de la falla potencial y el tiempo de desarrollo de esta hasta alcanzar el punto de falla funcional (intervalo P-F). En la gráfica, se puede apreciar el alcance de cada técnica, sirviendo para determinar, de acuerdo con los modos de falla del cual se pretende proteger al activo, una combinación de técnicas que permitan maximizar el nivel de detección y protección al activo.

Intervalo P-F

El Intervalo P-F, representa, en términos de probabilidad, el tiempo que transcurre entre el momento en que ocurre una falla potencial y su desarrollo hasta convertirse en una falla funcional. A continuación, te mostraremos un ejemplo de intervalo P-F, durante el desarrolla de una falla potencial a funcional. En esta imagen se observa el punto P, momento donde de la aparición o inicio de la falla (Falla Funcional); y también, se observa el punto F, momento en el que ocurre la falla y sus consecuencias (Falla Funcional), posterior a este momento, se iniciaran las acciones correctivas de los daños causados por dicha avería.

El intervalo P-F, con un tiempo razonablemente útil, es una herramienta que a través de las inspecciones predictivas permite establecer un periodo de advertencia. Se realiza con un tiempo previo a la falla, que dependiendo del tiempo que reste para el desarrollo de esta, poder tomar acciones correctivas de mantenimiento a condición. Posteriormente, y según la severidad, tendrá las siguientes prioridades:

  • Emergencia (de ejecución inmediata),
  • Urgentes (de ejecución programada) o
  • No Urgentes (de ejecución planificada).

Para planificar inspección predictiva con una frecuencia optima y un intervalo P-F suficientemente útil, se deberá tomar en cuenta que para obtener un intervalo P-F neto grande. Además, se tendrá que establecer una frecuencia de inspección alta y si espaciamos demasiado la frecuencia de inspección (poca frecuencia) se obtendrá como resultado un intervalo P-F neto menor, debiéndose tener rápidos protocolos de intervención, para dar respuesta a las acciones en corto tiempo.

Para estimar una adecuada frecuencia de inspección, debemos considerar entre otras cosas:

Las cuatro mayores categorías de técnicas basadas en condición:

  1. Las técnicas basadas en las variaciones de la calidad del producto. En muchos casos, la emergencia de un defecto en un artículo producido por una máquina está directamente relacionada a un modo de falla de esta. Muchos otros defectos surgen gradualmente, y así proveen evidencia oportuna de fallas potenciales.
  2. Técnicas de monitoreo de efectos primarios. Los efectos primarios (velocidad, caudal de flujo, presión, temperatura, potencia, corriente, etc.) son otras fuentes de información acerca de las condiciones del equipo. Los efectos pueden ser monitoreados por una persona a través de la lectura de un indicador, por un computador como parte de un sistema de control de procesos, o por un registrador de mapas.
  3. Métodos basados en los sentidos humanos (observar, escuchar, sentir, y oler).
  4. Técnicas de monitoreo de condición. Estas son técnicas para detectar fallas potenciales que involucran el uso de equipo especializado (el cual algunas veces, se incorpora al equipo que se está monitoreando). Estas técnicas son conocidas como monitoreo de condición para distinguirlas de otros tipos de mantenimiento basados en condición.

Explora nuestros cursos en Mantenimiento y Confiabilidad

Cursos de Confiabilidad

Análisis Causa Raíz

Instructor: Tibaldo Díaz

Preparación para certificación CMRP

Instructor: Gyogi Mitsuta

Cursos de Gestión de Mantenimiento

Mantenimiento Productivo Total (TPM)

Instructor: Lourival Tavares

Proceso de Gestión de Mantenimiento

Instructor: Gyogi Mitsuta

Gestión y Optimización de Inventarios para Mantenimiento

Instructor: José Contreras Márquez

Planificación, Programación y Costos de Mantenimiento

Instructor: José Contreras Márquez

Cursos de Mantenimiento Predictivo

Análisis de Vibraciones CAT I

Instructor: José David Trocel

Termografía Industrial

Instructor: José David Trocel

Cursos de Mecánica

Bombas Centrífugas: Mantenimiento y Fallas

Instructor: Alberto Martinez

Sellos Mecánicos

Instructor: Alberto Martinez

Rodamientos Mecánicos

Instructor: Alberto Martinez

Plan de capacitación para Predictivo

16 cursos – 139 horas