Tecnologías de la industria 4.0 que están ayudando a modernizar la gestión de activos y del mantenimiento

Es necesario comprender el rol creciente de la tecnología en la gestión de activos. La rápida innovación y el constante progreso de la tecnología, en particular en la última década, ha transformado radicalmente la gestión de activos. En muchas industrias, se han eliminado intermediarios, se han comprimido las cadenas de valor y se han reducido costos.

A diferencia de las revoluciones industriales anteriores, las tecnologías de la industria 4.0 permiten obtener información en tiempo real, en cualquier lugar del planeta, y analizarla para tomar mejores decisiones. Incluso, con ello ahora es posible predecir fallos en los activos. ¿Cuáles son esas tecnologías que ofrecen tales ventajas? Sobre eso nos centramos en este artículo.

¿Qué es la industria 4.0?

El concepto de industria 4.0 está presente desde alrededor del 2011. Se ha definido como la tendencia hacia la automatización e intercambio de datos en las tecnologías de producción. Consiste en la transformación digital de los procesos de producción y de la creación de valor. Para ello, se emplean sistemas físico-cibernéticos, que son la base de la industria 4.0.

Es lo que llamamos máquinas inteligentes. Utilizan sistemas de control modernos, softwares incorporados y disponen de una dirección en internet para conectarse al internet de las cosas (IoT). De esta forma, los productos y los medios de producción están interconectados y pueden “comunicarse”. Esto permite nuevas formas de producción, la creación de valor y la optimización en tiempo real.

La industria 4.0 en la gestión de activos

La industria 4.0 ha permitido dejar atrás prácticas y modelos intensivos en la mano de obra. Asimismo, tiene el potencial de generar grandes cambios cuando se trata de desplegar estrategias de mantenimiento predictivo y de gestión de activos. La implementación de la industria 4.0 en plantas y procesos, así como en las actividades de gestión de activos, da lugar a un incremento en el rendimiento de la maquinaria, en la productividad y en la rentabilidad. Igualmente, ofrece oportunidades significativas para mejorar la seguridad y la confiabilidad del equipo.

Por eso, en la actualidad, muchos líderes de activos están buscando aprovechar tecnologías como la inteligencia artificial (IA), los gemelos digitales, el internet de las cosas, entre otros.

La nube

Se trata de una red enorme de servidores remotos diseñados para almacenar y administrar datos, ejecutar aplicaciones o entregar contenido o servicios a los que se puede acceder desde cualquier dispositivo conectado a Internet.

La nube permite gestionar activos de forma remota y acceder a los datos que se necesitan desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento. Esto proporciona flexibilidad, así como una visibilidad y un controlinigualables de todos los activos de la empresa desde cualquier dispositivo móvil, como un celular.

La nube también se ha convertido en un espacio para guardar de forma segura información de los activos, de gran utilidad en caso de desastres.

La inteligencia artificial (IA)

Hace referencia al uso de computadoras para imitar las funciones cognitivas humanas. Su uso ofrece grandes posibilidades en la gestión de activos.

En la actualidad, existen soluciones impulsadas por inteligencia artificial que permiten obtener una mejor comprensión de los activos críticos y mejorar su rendimiento. En combinación con la analítica avanzada, la IA puede analizar grandes cantidades de datos e identificar patrones operativos. Como consecuencia, ayuda a identificar problemas y anomalías con más rapidez y tomar mejores decisiones de mantenimiento predictivopara reducir el tiempo de inactividad.

Internet de las cosas

La IoT es un sistema de dispositivos computarizados o de máquinas mecánicas o digitales que tienen la habilidad de transferir información por una red sin requerir intervención humana.

La IoT permite a las empresas rastrear de forma activa información específica sobre los activos a través de sensores adheridos a ellos. Estos sensores recopilan datos que luego son enviados a una plataforma en la nube. A continuación, los datos son analizados y transformados en información sobre el uso, el ambiente o la condición de los activos. Esto puede ser utilizado para enviar alertas en tiempo real, realizar analítica predictiva o crear informes automáticos.

Gemelos digitales

Se trata de representaciones virtuales de activos físicos que replican las mismas dinámicas y los mismos componentes que conforman los objetos físicos.

Un gemelo digital puede ser una gran herramienta para el mantenimiento predictivo. Al analizar los datos históricos y el historial de fallos, es posible anticipar cuándo ocurrirá un fallo, dejando tiempo para planificar el trabajo de mantenimiento.

De igual manera, permite comparar el rendimiento en tiempo real con el rendimiento de un modelo. Con esta función es posible detectar cómo el activo se desvía de su gemelo digital en términos de producción, calidad, entre otros indicadores.

Sin duda, las tecnologías de la industria 4.0 seguirán jugando un rol crucial en el futuro de la gestión de activos, pues aún no han llegado a su máximo potencial.

Autor

Javier Garcia 

Product Manager de IBM Maximo para Solex

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a Predictiva21

portada 36

Próximos cursos en línea

¿Aún no conoces La Plataforma de Mantenimiento Inteligente #1? 🚀🚀

Fracttal se convertirá en tu aliado incondicional para optimizar tu estrategia de mantenimiento.

Reduce significativamente en el corto plazo las fallas de tus equipos lubricados, ¡hay casos de reducción de fallas aún superiores al 80%!

Conoce más aquí

×

Hola

Haz clic en nuestro representante para hablar por WhatsApp o escríbenos al correo contacto@predictiva21.com

×