Gestión de mantenimiento de averías

En el mantenimiento de planta, los eventos no previstos pueden ocurrir incluso en tareas de mantenimiento periódico. Dichas averías y situaciones operacionales requieren una respuesta rápida por parte del equipo de mantenimiento. Para esto, el componente de aplicación de mantenimiento provee varias opciones para introducir tareas de mantenimiento de forma flexible, encadenándolas a los requisitos específicos de una organización. De esta forma, se consigue una gestión de mantenimiento de averías exitosa.

El escenario de mantenimiento de averías describe el flujo de proceso, el cual ocurre cuando la tarea de una máquina es ejecutada. Usualmente, precede a una avería en un objeto técnico. Por ejemplo, averías que puedan afectar seriamente la producción y las que no ponen en peligro la producción, pero que debería ser rectificada a mediano plazo para restaurar la condición óptima del sistema.

Flujo de proceso la gestión de mantenimiento de averías

Notificaciones

Las notificaciones pueden ser usadas para describir en detalle una condición técnica excepcional en un objeto de referencia defectuoso. Cuando se usa una notificación, la tarea de mantenimiento necesaria es requerida, así como debe ser documentada. Durante la creación de la notificación, se debe especificar en el componente de aplicación de mantenimiento de la planta entre los siguientes tipos de notificación:

  • Reporte de avería: este describe la condición de la avería en un objeto de mantenimiento, la cual limita el funcionamiento del equipo de alguna forma.
  • Petición de mantenimiento: en este tipo de notificación se exige un servicio o tarea desde el departamento de mantenimiento cuando no se ha producido ninguna avería.

En este escenario, el término notificación se refiere en particular al reporte de las averías. Las averías en objetos técnicos primero se ingresan usando una función de avería.

Órdenes

De las órdenes de mantenimiento se pueden planear las siguientes:

  • Partes de repuestos requeridos.
  • Centros de trabajos afectados.
  • Decisiones en procesos internos o externos.

Particularmente, las órdenes son usadas para gestionar las actividades de mantenimiento en términos de planificación y ejecución. Se usa para recolectar los costos incurridos por las tareas y para crear un historial de mantenimiento subsecuente para los objetos técnicos. Cuando se procesan ordenes, las gestiones de las autorizaciones de trabajo pueden ser usadas si los objetos técnicos deben ser eléctricamente aislados durante la duración de las tareas de mantenimiento o pruebas especiales. De igual forma, se deben separar mecánicamente de las partes de otros sistemas.

Luego, una vez la orden ha sido liberada, las actividades individuales pueden ser llevadas a cabo bien sea por empleados internos de mantenimiento o por empleados externos contratados exclusivamente para eso. Una vez se ha liberado la orden, solo se pueden llevar a cabo las siguientes actividades:

Planificación de capacidades

Las fechas y recursos pueden ser planificados antes de ejecutar una tarea de mantenimiento. La situación de la capacidad puede ser evaluada y, de ser necesario, la nivelación de las capacidades puede ser llevada a cabo durante cualquier fase de la orden de procesamiento.

Modificación de sistemas técnicos

Durante el procesamiento del mantenimiento, el usuario puede instalar, desmantelar y remplazar una o varias piezas de un equipo; además, hacer lo mismo con jerarquías completas de equipos para ubicaciones técnicas. Para esto, hay que cambiar la asignación del equipo o de la jerarquía de equipos a una ubicación técnica.

Confirmación de finalización

La notificación de pedido puede utilizarse para implementar los tipos de notificación, movimiento de mercancías, entradas de servicios, recepción de facturas y notificación técnica. Los empleados internos y externos también pueden utilizar las hojas de horario para introducir los datos de tiempo de todas las aplicaciones. Las notificaciones se generan a partir de los datos de tiempo de trabajo introducidos.

Liquidación y finalización

Tanto la notificación como la orden se completan una vez ejecutados los trabajos de mantenimiento solicitados. Hay dos funciones de finalización disponibles, a saber, Finalización técnica y Finalización comercial.

El cierre técnico se utiliza para cancelar todas las solicitudes de pedido pendientes, las reservas abiertas y las capacidades que aún existan para la orden. Aunque la orden puede seguir recibiendo costes, queda bloqueada para todas las demás modificaciones de tratamiento. Durante la liquidación de la orden, los costes producidos, que se recogieron temporalmente en la orden, se transmiten al receptor.

El cierre comercial se utiliza para indicar que la contabilización de la orden ha finalizado. La orden no puede recibir más contabilizaciones.

Pedido con o sin notificación

Cuando se introduce un aviso de avería, éste contiene los detalles pertinentes para describir la avería, mientras que la orden de reparación se crea con referencia al aviso de avería. La orden suele referirse a un objeto técnico y se configura en un puesto de trabajo. En esta operación, se describe a grandes rasgos la avería que debe corregirse.

La orden de reparación también puede crearse directamente, en combinación con un informe de avería, y la ventaja de este método es que tanto la ficha del informe como la de la orden aparecen en la pantalla. Los resultados de la descripción de la avería pueden introducirse posteriormente, una vez concluida la orden, mediante un informe posterior.

Instrumentos de tratamiento del mantenimiento

Hay dos instrumentos disponibles para procesar las tareas de mantenimiento:

  1. Las órdenes se utilizan para planificar las tareas de mantenimiento y planificar o realizar un seguimiento de los costes incurridos. Las funciones de planificación no tienen que ejecutarse necesariamente. Las órdenes también pueden crearse como órdenes inmediatas sin ningún tipo de planificación.
  2. Las notificaciones se utilizan para transmitir los requisitos de mantenimiento y la documentación de los resultados técnicos y las actividades realizadas. Las órdenes y los avisos pueden utilizarse de forma independiente. Sin embargo, suelen combinarse para aprovechar las ventajas de ambos instrumentos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos cursos:

Del 13 de abril al 04 de mayo
16 horas académicas en línea en vivo
9:00 am – 1:00 pm, Hora CDMX

Del 04 de junio al 23 de julio
64 horas académicas en línea en vivo
9:00 am – 1:00 pm, Hora CDMX

Próximos eventos:

Del 25 al 27 de marzo
Evento en línea 7:00 pm, hora CDMX
¡Regístrate gratis!

Recursos:

¡Descárgala ahora!